Enlaces para accesibilidad

Libia: OTAN bombardea Trípoli


Opositores libios muestran su enojo en carteles donde reclaman la salida de Gadhafi del poder, durante una manifestación en Bengasi.

Opositores libios muestran su enojo en carteles donde reclaman la salida de Gadhafi del poder, durante una manifestación en Bengasi.

Por lo menos 4.000 extranjeros están atrapados en el puerto de Misrata desde hace semanas.

Los aviones de las fuerzas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), bombardearon este martes 19 de abril de 2011, varios objetivos cerca de Trípoli, la capital del país

La alianza informó que los ataques tuvieron como objetivo las instalaciones de control y comando de las fuerzas de Gadhadfi, así como las infraestructuras de comunicaciones.

La OTAN también dio a conocer que bombardeó la sede de la trigésimo segunda unidad de élite libia, que según la alianza ha sido utilizada para coordinar ataques contra la población civil.

Los medios oficiales libios informan que los ataques tuvieron lugar en Trípoli, en la ciudad de Sirte y también en la región de Al Hira, ubicada al suroeste de la capital.

Gran Bretaña apoya a oposición

Por su parte, el gobierno de Gran Bretaña anunció que envió asesores militares a Libia para ayudar a las fuerzas rebeldes en la defensiva.

El canciller británico William Hague dijo en una declaración emitida este martes, que un experimentado equipo de asesores militares ayudará a los rebeldes en logística y comunicaciones.

El jefe de la diplomacia británico indicó que los asesores no participarán en ataques militares contra fuerzas pro Gadhaffi ni proveerán armas a los rebeldes.

Acceso no garantizado

Las Naciones Unidas (ONU) y autoridades libias del régimen de Moammar Gadhafi anunciaron un acuerdo para permitir el paso seguro de socorristas a la sitiada ciudad de Misrata, en el occidente de Libia.

Sin embargo, no se ofrecieron garantías de parte del líder libio Moammar Gadhafi, de que sus fuerzas dejarán de bombardear el enclave rebelde, después que ONU insistiera con un pedido de cese al fuego. Incluso las fuerzas pro Gadhhafi volvieron a lanzar ataques contra Misrata.

El anuncio lo hizo eñ portavoz de la ONU, Farhan Haq, quien dijo que "entendemos que el gobierno de Libia ha accedido a facilitar una presencia humanitaria en Trípoli. Entre otras cosas, ellos han aceptado facilitar la provisión de equipo para el personal internacional y también han aceptado pasos para permitir la entrada de personal internacional".

El acuerdo fue alcanzado por la jefa de asuntos humanitarios de la ONU, Valerie Amos. No obstante, las fuerzas pro-Gadhafi continuaron sus ataques, mientras un barco fletado evacuaba de Misrata cerca de mil trabajadores extranjeros y libios heridos.

Por lo menos 4.000 extranjeros están atrapados en el puerto de Misrata desde hace semanas. Muchos son nigerianos. Misrata es la única ciudad controlada por los rebeldes en el oeste de Libia y ha estado sitiada por casi dos meses.

Las Naciones Unidas pidieron $311 millones de dólares para cubrir las necesidades de la emergencia humanitaria en Libia. Hasta el momento solo ha recibido la mitad de esa cantidad.

XS
SM
MD
LG