Enlaces para accesibilidad

Crímenes e impunidad asedian la Libertad de Prensa

  • Voz de América - Redacción

Asesinatos, amenazas, acoso, leyes restrictivas, demandas, censura, cierres, multas millonarias y arbitrariedades ensombrecen el panorama de la libertad de prensa en América Latina.

Asesinatos, amenazas, acoso, leyes restrictivas, demandas, censura, cierres, multas millonarias y arbitrariedades ensombrecen el panorama de la libertad de prensa en América Latina.

Este jueves tres de marzo se conmemora el Día Mundial de la Libertad de Prensa y numerosos organismos internacionales manifestaron su preocupación por la situación real de los medios.

Una periodista asesinada en México, un reportero francés secuestrado por las FARC en Colombia, varios proyectos de ley que coartan la labor periodística y casi 5.000 comunicadores desempleados en España, son sólo algunos de los últimos acontecimientos que se ven en la antesala del Día Mundial de la Libertad de Prensa.

Ejercer el oficio periodístico es cada vez más difícil y peligroso en cualquier parte del mundo. Tan sólo en 2011, 67 periodistas murieron cumpliendo su labor, lo que convierte el 2011 en el año más letal para la prensa a nivel mundial en los últimos 17 años.

En el último año dejó un balance de 1.044 periodistas detenidos, 1.959 agredidos y 71 secuestrados. Adicionalmente, 199 blogueros e internautas fueron detenidos y al menos 62 sufrieron agresiones, según cifras de reveladas por Reporteros Sin Fronteras.

"El año pasado hubo más periodistas muertos, más exiliados y más secuestrados alrededor del mundo. Esto hace de la labor un oficio peligroso", señaló Malén Aznárez, directora de esa organización defensora de la prensa.

El liderato en obstruir y atentar contra el oficio periodístico se lo lleva Pakistán donde mataron a 15 reporteros en los últimos meses, seguido por China, que es la nación donde hay más periodistas privados de la libertad que suman casi 100.

La llamada Primavera Árabe ha obtenido el centro de la atención periodística y asimismo ha cobrado la vida de varios comunicadores en países como Siria, Irán y Yemen, donde también han sido detenidos reporteros.

Latinoamérica: Algunos gobiernos y criminales presionan por igual

Según datos de la organización Freedom House, los países con prensa libre bajaron de 68 a 66, y Latinoamérica no se salva, pues según ese mismo informe, solo Costa Rica y Uruguay ofrecen garantías a la hora de informar, mientras que Venezuela, Cuba, Honduras y México siguen en el ojo del huracán por las presiones y restricciones a los medios.

Al menos 24 periodistas fueron asesinados en los últimos doce meses en Brasil, Colombia, Guatemala, Haití, Honduras, México, Perú y República Dominicana.
El desolador panorama en Latinoamérica genera preocupaciones a diferentes organizaciones, entre ellas la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que alertó por las presiones gubernamentales en algunos países del hemisferio.

"Venezuela, Ecuador, Argentina, Bolivia y Nicaragua enfrentan un patrón de adversidades comunes a manos de presidentes arbitrarios e intolerantes que buscan acallar a la prensa crítica: numerosos medios del Estado realizan una campaña sistemática contra el periodismo independiente, la publicidad oficial es utilizada para premiar amigos y castigar medios no afines, la prensa es acusada de desestabilizadora y golpista por los máximos responsables de la administración nacional y los mandatarios están ensañados en sus discursos públicos con aquellos que levantan voces críticas identificando y descalificando por su nombre a los propios periodistas", denunció el presidente de la SIP, Milton Coleman.

Honduras registra que 18 periodistas han sido asesinados en los dos últimos años, en Perú tres comunicadores murieron a manos de sicarios en 2011, y en Brasil este año se registraron cuatro asesinatos y México ya suma 77 comunicadores asesinados desde 2000, 10 de ellos en 2011.

Represión en la era digital

China, Siria y Cuba son los países donde más limitaciones hay en cuanto al acceso a la red como espacio de expresión. Según un balance de Amnistía Internacional (AI), titulado "Represión en la era digital", el 2011 fue el año "más mortífero" para los ciberactivistas en el mundo.

El bloqueo a buscadores web, altos precios en el servicio de Internet, sanciones normativas para controlar los contenidos que se publican e incluso la tortura de personas para conseguir sus contraseñas en las redes sociales, hacen parte de los métodos que denuncia la ONG en Siria y China, a manos de sus gobernantes.

"Los Estados están atacando a los periodistas y activistas en línea porque saben que estas personas valientes saben aprovechar eficazmente Internet para desafiarlos", señaló Widney Brown, del área de Derecho Internacional en AI.

Cuba, por su parte, es un especial caso de solidaridad internacional, pues a pesar de los innumerables bloqueos que sufren blogueros como Yoani Sánchez y Luis Felipe Rojas, que deben pagar costos exorbitantes por minutos de acceso a Internet, tuitear a través de teléfonos móviles y persecución constante, periodistas y blogueros continúan contando la realidad de la isla.

Según la agencia de noticias Hablemos Press, al menos 75 reporteros fueron detenidos en el último año.



La sociedad clama por una prensa libre

Organismos internacionales y organizaciones no gubernamentales se unieron para pedir a una misma voz para hacer un llamado a defender la libertad de expresión y denunciar casos particulares que van en contra de ese derecho fundamental.

A través de un mensaje conjunto, el secretario General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki moon, y la directora general de la Unesco Irina Bokova, resaltaron que la libertad de expresión “constituye la base de todas las demás libertades y es el fundamento de la dignidad humana. La existencia de medios de comunicación libres, pluralistas e independientes es esencial para ejercer ese derecho”.

Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) recopiló denuncias de asesinatos, ataques, hostigamientos y procesos penales contra reporteros y medios, que sumados a las restricciones en el acceso a la información pública ingresaron a países como Venezuela, Cuba, Honduras y Colombia en su ‘lista negra’ de los que afectan "seria y gravemente el goce y disfrute de derechos fundamentales", entre ellos la libertad de expresión.

A su vez, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) recriminó la conducta de gobiernos como el ecuatoriano y el cubano y resaltó los esfuerzos legislativos de países como El Salvador y México para garantizar la labor periodística.

"Nos preocupan los mecanismos directos y sutiles -o no tan sutiles como en el caso de Ecuador-, económicos, legales y judiciales utilizados en varios pases de nuestra región contra los medios de comunicación", declaró la organización.

Adicionalmente, el organismo manifestó su preocupación por las leyes de prensa que intentan limitar el acceso a la información y la publicación de informes periodísticos, al tiempo que denunció “la discriminación en materia de otorgamiento de publicidad oficial”.
XS
SM
MD
LG