Enlaces para accesibilidad

Juez rechaza defensa de libertad de expresión de Trump

  • Voz de América - Redacción

Foto de archivo, martes 01 de marzo 2016, un manifestante es escoltado fuera de un evento del entonces candidato presidencial republicano Donald Trump en Louisville, Kentucky.

Un juez federal rechazó la defensa basada en la libertad de expresión presentada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ante una demanda que lo acusa de incitar a la violencia contra manifestantes durante un acto de campaña.

Los abogados del mandatario buscaban la desestimación de la demanda presentada por tres manifestantes que dijeron que simpatizantes de Trump los agredieron durante un acto político el 1 de marzo de 2016 en Louisville, Kentucky.

Alegan que el republicano no tuvo la intención de impedir que sus partidarios hicieran uso de la fuerza.

Dos mujeres y un hombre afirman haber sufrido empujones y puñetazos de parte del público por orden de Trump.

Un manifestante que interrumpió una manifestación del candidato republicano a la presidencia Donald Trump fue retirado de la arena, el 1 de marzo de 2016, en Louisville, Kentucky.
Un manifestante que interrumpió una manifestación del candidato republicano a la presidencia Donald Trump fue retirado de la arena, el 1 de marzo de 2016, en Louisville, Kentucky.

Gran parte del incidente quedó grabado y tuvo amplia difusión durante la campaña. En las imágenes, Trump señala a los demandantes y repite "sáquenlos".

El juez David J. Hale, en Louisville, decretó el viernes que la demanda presentada contra Trump, su equipo de campaña y tres simpatizantes del entonces candidato presidencial era pertinente.

Hale encontró numerosos hechos que sustentan la acusación de que las lesiones sufridas por los manifestantes fueron "resultado directo e inmediato" de las acciones de Trump, y subrayó que la Corte Suprema descartó protección constitucional para la libertad de expresión cuando incita a la violencia.

"Es verosímil que la orden de Trump de 'sáquenlos de aquí' apoyaba el uso de la fuerza", escribió el juez en su fallo. "Fue una orden, una instrucción, una disposición".

El candidato republicano a la presidencia Donald Trump habla durante una manifestación el martes 1 de marzo de 2016, en Louisville, Kentucky.
El candidato republicano a la presidencia Donald Trump habla durante una manifestación el martes 1 de marzo de 2016, en Louisville, Kentucky.

Los demandantes Kashiya Nwanguma, Molly Shah y Henry Brousseau aseguran que fueron agredidos físicamente por varios miembros del auditorio, entre ellos Matthew Heimbach, Alvin Bamberger y otra persona a la que no pudieron identificar.

Bamberger ofreció después sus disculpas a la Asociación de Veteranos de la Guerra de Corea ya que en ese acto vestía uniforme militar.

Según la demanda, contó que "empujó físicamente a una mujer joven por el pasillo hacia la salida" después de que "Trump dijera 'sáquenlos, sáquenlos'''.

Heimbach, por su parte, buscó revocar la idea planteada en la demanda de que pertenece a un grupo nacionalista blanco y las declaraciones que hizo sobre la manera como Trump podría contribuir a los intereses de esa organización.

El juez rechazó su petición y señaló que esa información podría ser una circunstancia importante a la hora de determinar las indemnizaciones punitivas.

El juez también rechazó anular la acusación de que Nwanguma, una afroestadounidense, fue víctima de insultos raciales, étnicos y sexistas de parte de la multitud durante el incidente.

Esta circunstancia podría apoyar las acusaciones de los demandantes de negligencia e incitación por parte de Trump y su equipo de campaña, apuntó el juez.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG