Enlaces para accesibilidad

Liberan presos políticos en Baréin


La presencia de Meshaima podría apuntalar al movimiento opositor que busca adoptar una posición más dura contra la monarquía.

La presencia de Meshaima podría apuntalar al movimiento opositor que busca adoptar una posición más dura contra la monarquía.

El rey de Baréin ordenó la liberación de 25 presos políticos para invitar a la oposición a negociar una transición pacífica del gobierno.

El rey de Baréin Hamad bin isa al-Khalifa ordenó la liberación de los presos políticos retenidos en las cárceles para responder a una de las solicitudes de la oposición para invitarles a mantener negociaciones que terminen con el violento levantamiento.

La portavoz del gobierno Maysoon Sabkar no precisó el número de prisioneros que liberarán, pero la lista incluye a algunos de los 25 activistas chiíes sometidos a juicio por supuesta conspiración contra el gobierno, según declaró Abdul Jalil Khalil, un alto miembro de la oposición chií, a Associated Press.

Agregó que la liberación de prisioneros era una "buena medida" y un "gesto positivo".

Dos de los acusados fueron sometidos a juicio en su ausencia. Es el caso del opositor Hasan Meshaima, exiliado en Londres, que ahora planea regresar para sumar fuerzas a las protestas.

La presencia de Meshaima podría apuntalar al movimiento opositor que busca adoptar una posición más dura contra la monarquía, incluyendo la propuesta de algunos de derrocar por completo al rey y a su dinastía que ha gobernado por más de 200 años.

El grupo de Meshaima, conocido como Haq, es considerado más radical que el principal bloque político chií que hasta el momento ha tenido un papel central en la revuelta. Cuenta con 18 miembros del parlamento de 40 escaños que renunciaron el jueves en protesta por el asesinato de manifestantes a manos de las fuerzas de seguridad.

Miles de manifestantes contra el gobierno dormían en la Plaza Pearl de Manama, foco de las protestas que comienzan ya su segunda semana.

El régimen retiró las tropas de las calles el sábado 19 de febrero en respuesta a las críticas internacionales por su represión a los opositores, por la que murieron siete activistas y centenares resultaron heridos.

El príncipe heredero fue nombrado para liderar el diálogo nacional, pero la oposición aún no ha aceptado la propuesta. Los manifestantes exigen la renuncia del gobierno y reformas democráticas que retiren los poderes a la monarquía sunita y pongan fin a lo que dicen es la discriminación de largo tiempo contra la mayoría chiita.

XS
SM
MD
LG