Enlaces para accesibilidad

Liberan periodistas secuestrados


Los periodistas habían sido secuestrados en la ciudad de Torreón, en el estado de Coahuila, fronterizo con Estados Unidos.

Los periodistas habían sido secuestrados en la ciudad de Torreón, en el estado de Coahuila, fronterizo con Estados Unidos.

La policía de México liberó a los dos restantes periodistas secuestrados y acusó al líder del cartel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán de haber ordenado la captura.

Genaro García Luna, titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del gobierno mexicano, dijo que los secuestradores seguían órdenes de Guzmán, el narcotraficante más buscado de México, y exigieron que los medios para los cuales los camarógrafos rescatados trabajan, transmitieran mensajes en video.

Los periodistas mexicanos Javier Canales y Alejandro Hernández, fueron liberados por la policía en la ciudad de Gómez Palacio, en el norteño estado mexicano de Durango, después de haber sido secuestrados en la ciudad de Torreón, en el estado de Coahuila, fronterizo con Estados Unidos.

“La pretensión del grupo criminal era transmitir mensajes del crimen organizado para impactar a la comunidad, usando a los reporteros”, dijo García Luna.

El pasado 26 de julio, los narcotraficantes secuestraron a los periodistas Óscar Solís, del diario El Vespertino; Héctor Gordoa, de Televisa; Javier Canales Fernández, camarógrafo de Multimedios Laguna; y Alejandro Hernández Pacheco, de Televisa en Torreón.

Solís y Gordoa fueron liberados posteriormente, pero Hernández y Canales permanecieron cautivos mientras los secuestrados exigían que se emitieran mensajes favorables a los narcotraficanttes.

Tras ser liberado, el camarógrafo Alejandro Hernández reconoció que fueron golpeados y amenazados por los captores. "Nos dieron con una tabla en la cabeza y en el cuerpo", dijo el camarógrafo de Multimedios Laguna.

Durante el operativo de liberación, los secuestradores lograron huir sin que la policía pudiera capturarlos.

Desde el año 2006, al menos 30 periodistas han sido asesinados en México, uno de los países más peligrosos del mundo para ejercer la profesión, según el Comité para la Protección de Periodistas, con sede en Estados Unidos.

XS
SM
MD
LG