Enlaces para accesibilidad

Legisladores piden renuncia a gobernador de Michigan

  • Voz de América - Redacción

Más de 200 pobladores de Flint viajaron a Washington para asistir a la audiencia en la que los demócratas atribuyeron la mayoría de la culpa al gobernador, mientras los republicanos acusaron a la EPA.

Más de 200 pobladores de Flint viajaron a Washington para asistir a la audiencia en la que los demócratas atribuyeron la mayoría de la culpa al gobernador, mientras los republicanos acusaron a la EPA.

En una audiencia ante un panel de la Cámara de Representantes, los legisladores acusaron al gobernador Rick Snyder y a la jefe de la oficina estatal de la EPA por el escándalo de agua contaminada en Flint.

Legisladores estadounidenses que investigan la crisis de agua en Flint, Michigan, pidieron la renuncia del gobernador estatal Rick Snyder y de la directora de la oficina estatal de la Agencia de Protección Ambiental (EPA), Gina McCarthy.

Durante una audiencia cargada de tensión en la Comisión de Supervisión y Reforma Gubernamental en la Cámara de Representantes, los dos funcionarios fueron acusados de no actuar lo suficientemente rápido ante el escándalo.

En uno de los enfrentamientos verbales de la audiencia, después que el gobernador Snyder, dijera: "Todos fallamos a las familias de Flint", el legislador demócrata por Pennsylvania Matt Cartwright le respondió diciéndole que estaba harto de "su falso arrepentimiento y sus falsas disculpas" y acusándolo de estar "cargado de culpa" por la crisis.

El gobernador dijo que se enteró de la contaminación del agua en Flint recién en octubre del año pasado, casi 18 meses después que la crisis había comenzado.. Snyder culpa por la crisis a "las terribles decisiones" tomadas por "burócratas profesionales" de la agencia estatal de protección ambiental, que están bajo su supervisión.

Según el gobernador la oficina de la EPA estatal le aseguró que el agua era segura para tomar y dijo que la agencia no alertó al público cuando uno de sus expertos advirtió sobre la contaminación de plomo en el suministro.

Sin embargo, McCarthy culpó por la crisis a los funcionarios estatales seleccionados por el gobernador para afrontar la situación. "Estábamos de manos atadas, nos engañaron", dijo.

McCarthy dijo que los funcionarios nombrados por Snyder decidieron cambiar el suministro de agua de la vecina Detroit para tomarla directamente del río Flint a fin de ahorrar costos, pero el sistema de alcantarillado de la ciudad tiene un alto contenido de plomo que se filtró al suministro de agua, porque las tuberías no fueron tratadas químicamente.

Muchos legisladores republicanos quieren eliminar la agencia federal porque consideran que es demasiado poderosa.

Flint, es una ciudad de unos 100.000 habitantes, mayormente de clase media con población mayoritariamente afro-estadounidense. Muestras de sangre de niños de Flint contienen altos niveles de plomo, el cual puede causar daño en el sistema nervioso

XS
SM
MD
LG