Enlaces para accesibilidad

Oslo y Colombia se preparan para el diálogo

  • Voz de América - Redacción

Activistas y familiares de personas desaparecidas por la guerrilla se manifiestan en Bogotá, demandando participación en las conversaciones de paz que inician este jueves en Oslo, Noruega.

Activistas y familiares de personas desaparecidas por la guerrilla se manifiestan en Bogotá, demandando participación en las conversaciones de paz que inician este jueves en Oslo, Noruega.

Representantes del gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC ya están de camino a Noruega, en cuya capital se iniciará el diálogo de paz este próximo jueves.

Oslo, la tranquila capital de Noruega, cuyos 600.000 habitantes, verdes colinas y orden vial no podría contrastar más con la voluptuosa selva colombiana, se apresta a recibir este martes a los negociadores del gobierno y de la guerrilla de Colombia, que por primera vez en más de una década, se sentarán el jueves 18 a negociar la paz en su país.

La cancillería de Noruega, que sirve de anfitrión a las partes, ha dicho en comunicados que el miércoles 17 de octubre ambas delegaciones ofrecerán una conferencia de prensa, para informar sobre los diálogos, pero no ha dado detalles.

En Colombia, Enrique Santos, asesor de los negociadores del gobierno y hermano del presidente colombiano Juan Manuel Santos, afirmó que las conversaciones darán inicio definitivamente el jueves.

De la misma manera, el jefe de las FARC, Rodrigo Londoño, conocido como "Timochenko", dijo en una entrevista divulgada en Bogotá el lunes por la radio colombiana RCN que se habían producido "demoras no previstas" de tipo burocrático, en el caso del gobierno, o de índole climático que habrían retrasado, por ejemplo, la salida rumbo a Oslo de "Iván Márquez", cuyo nombre real es Luciano Marín Arango y de quien dijo ya está en camino para cumplir con la cita.

Las conversaciones serán las primeras desde que en enero de 1999 el entonces gobierno del presidente Andrés Pastrana (1998-2002) llevará diálogos de paz con las FARC en una vasta zona desmilitarizada de 42.000 kilómetros cuadrados en el sur colombiano. Tales conversaciones naufragaron estrepitosamente.

Debido a los fracasos de las anteriores negociaciones, persisten algunas dudas sobre como podrán resolverse alguno de los temas más difíciles de los diálogos: el narcotráfico y el uso y tenencia de las tierras.

"Todos confiamos en el proceso y esperamos que sea exitoso, pero tenemos fundados motivos para pensar que el proceso plantea más preguntas que respuestas porque hay unos temas que son difíciles de superar", dijo en diálogo telefónico con la Associated Press, Jaime Castro, analista político y ex alcalde de Bogotá a inicios de la década de 1990.

Entre los temas espinosos a tratar durante las negociaciones están el tráfico de drogas, la propiedad agraria, la reparación a las víctimas y el castigo por los delitos de lesa humanidad, el desarme y la reinserción de los combatientes a la sociedad y la vida política de Colombia.
XS
SM
MD
LG