Enlaces para accesibilidad

Las claves del Mensaje a la Nación


El presidente Barack Obama durante su Mensaje a la Nación en elpasado año 2010.

El presidente Barack Obama durante su Mensaje a la Nación en elpasado año 2010.

En cuanto a la posibilidad de abrir un debate sobre una reforma migratoria, Casas-Zamora considera que es improbable.

Será el tercer Mensaje a la Nación del presidente Obama, en dos años de gobierno.

El primero, a pocos días de haber asumido, fue una celebración de su exitosa candidatura. El segundo, a un año de asumir, se centró en la reforma de la salud pública.

Lo que se puede esperar de su tercera comparecencia ante las dos Cámaras en el Capitolio este martes 25 de enero de 2011, cuando llega a la mitad de su presidencia, fue analizado para la Voz de América por Kevin Casas-Zamora, especialista en política exterior de la iniciativa Latinoamericana del Instituto Brookings y ex vicepresidente de Costa Rica.

“Creo que el gran tema del discurso va a ser la economía”, estableció Casas-Zamora.

Lea además: Obama y Mensaje a la Nación

En su opinión “todo lo que el presidente ha hecho en las últimas semanas ha ido en la dirección de indicar que el estado de la economía y la reducción del desempleo son las prioridades del gobierno casi con exclusión de todo lo demás”.

Congreso hostil

Preguntado si la actitud negociadora observada en los últimos dos meses de 2010, se mantendrá en el abordaje de su discurso, Casas-Zamora estimó que “el repunte que ha tenido el presidente en las encuestas de opinión en el último mes sugiere que lo que está haciendo está funcionando”.

Por tanto, es posible que el mandatario insista con un “mensaje de moderación” y de que “está tomando más en serio los mensajes del Partido Republicano”.

Sin embargo, Casas-Zamora no cree que los republicanos vayan a olvidar los dos primeros años de desencuentros con el presidente Obama. “Perdonarlo, no lo van a perdonar”, advirtió.

Por sobre la lucha partidaria

Al ser preguntado si es posible que el mandatario sugiera una agenda enfocada en las elecciones de 2012, donde sería candidato a la reelección, Casas-Zamora advirtió que ante un discurso de esta importancia “me parece que planteará una visión estratégica de por donde discurrirá su gobierno en estos dos años”.

Sin embargo, advirtió que seguramente el presidente “se va a cuidar muchísimo de no aparecer haciendo campaña”, una actitud que ya dejó clara, según opina Casas-Zamora, “en su discurso en Tucson”, donde “no vimos absolutamente ningún signo por parte del presidente Obama que permitiera inferir que estaba utilizando políticamente lo que había ocurrido”.

En su opinión, “me parece que va a tratar de reforzar la imagen presidencial, de un mandatario que se pone por encima de la lucha partidaria cotidiana que vemos en el Congreso”.

Reforma migratoria improbable

En cuanto a la posibilidad de abrir un debate sobre una reforma migratoria, Casas-Zamora considera que es improbable. “Lo dudo mucho. Me parece que es un tema muy cargado políticamente”, señaló.

Lea además: Obama y Mensaje a la Nación

En cuanto al gasto público y el déficit fiscal, donde los republicanos pretenden recortes del presupuesto en $100 mil millones de dólares, Casas-Zamora dijo que pese a que el gobierno de Obama pueda no estar preparado para un recorte de tal magnitud, “si está preparado para negociarlo”.

Sin embargo, consideró que deberán negociar, porque “la posición de los republicanos es un poquito maximalista”.

Escriba su comentario sobre las perspectivas del Mensaje a la Nación que dará el presidente Obama el martes 25 de enero de 2011. Escuché el discurso en directo y en español en voanoticias.com

XS
SM
MD
LG