Enlaces para accesibilidad

Ventajas de la lactancia materna

  • Jessica Berman

La lactancia materna mejora el coeficiente intelectual de los niños, sostiene un nuevo estudio.

La lactancia materna mejora el coeficiente intelectual de los niños, sostiene un nuevo estudio.

Según los investigadores, los niños que han sido amamantados más tiempo serán más inteligentes.

Ya se puede ir agregando a la lista de beneficios asociados con la lactancia materna, que los niños serán más inteligentes.

Nutrientes o interacción
de la madre con el bebé



La doctora Mandy Brown Belfort dijo que los investigadores sólo pueden especular sobre las razones por las que los niños alimentados con leche materna muestran coeficientes intelectuales más altos.

"Una es que hay nutrientes u otras sustancias en la leche materna que beneficien el desarrollo del cerebro, pero no se han descubierto todavía, por lo que no se añaden habitualmente a los preparados para lactantes (fórmula)", señaló.

Otra posible explicación para el efecto de la duración de la lactancia en el coeficiente intelectual, según Belfort, es que la interacción entre la madre y el bebé durante el amamantamiento, que aumenta la inteligencia del niño.

El estudio sobre la relación entre la duración de la lactancia materna y el coeficiente intelectual en los niños fue publicado en la revista de Pediatría JAMA.
Según los investigadores, los niños que fueron amamantados más tiempo tenían puntuaciones más altas en las pruebas sobre coeficiente intelectual o CI (IQ en inglés).

Usando pruebas estandarizadas, los investigadores del Hospital Infantil de Boston, Massachusetts, midieron el coeficiente intelectual de unos 1.300 niños cuyas madres tomaron parte de un estudio a largo plazo que buscaba maneras de mejorar la salud materna e infantil.

Los investigadores evaluaron a niños de 3 años para determinar su capacidad para entender el lenguaje. La investigadora que condujo el estudio, Mandy Brown Belfort, dice que la aptitud fue en promedio un 2,5% superior en los niños que fueron amamantados con leche materna durante el primer año, en comparación con los bebés que tomaron fórmula.

Posteriormente, "a los 7 años, evaluamos el coeficiente intelectual verbal y no verbal, y la diferencia fue incluso un poco mayor. De tal forma que por cada mes adicional de lactancia materna, el nivel del CI fue de aproximadamente un 0,33% más alto", explica Belfort.

La doctora Belfort, quien es neonatóloga en el Hospital de Niños de Boston y profesora de pediatría de la Facultad de Medicina de Harvard, dice que la lactancia materna no ha demostrado estar asociada con mayores puntajes en las prueba donde se midió la memoria y el aprendizaje.

Otro aspecto que los investigadores encontraron durante sus estudios, fue que las habilidades motoras visuales, que es la capacidad de los ojos para guiar y coordinar los movimientos, fueron mejores entre los niños de 3 años cuyas madres comían pescado dos o más veces por semana.
XS
SM
MD
LG