Enlaces para accesibilidad

La TV conectada según Microsoft

  • Anchel Labena

Controlar la televisión con gestos de la mano o nuestra propia voz ya no es sólo cosa de ciencia ficción.

Controlar la televisión con gestos de la mano o nuestra propia voz ya no es sólo cosa de ciencia ficción.

La televisión digital jamás había estado tan repleta de contenidos online, y mucho menos en 35 millones de casas que ya lo tienen.

En el 2006 Apple marcó un importante pistoletazo de salida: se presentó el iTV (más adelante conocido como Apple TV). Las empresas tecnológicas luchaban por controlar nuestras computadoras y celulares, pero éste momento indicaba una nueva batalla por ser el principal proveedor de contenidos en nuestros televisores.

Si avanzamos rápido al día de hoy, Apple TV es un producto más entre muchos similares, incluidos aquellos que funcionan con el fracasado Google TV. Pero todos ellos siguen teniendo un número ínfimo de usuarios comparado con los que, a partir de diciembre, cuentan en sus casas con la última apuesta de Microsoft.

No. Microsoft no va a poner a la venta un nuevo aparato que conectar al televisor. En vez ha actualizado gratuitamente todas las videoconsolas Xbox 360 conectadas a internet (alrededor de 35 millones) y les ha otorgado una gigantesca cantidad de opciones que la convierten en el centro de entretenimiento más completo que existe.

Es muy fácil perderse entre todas las notas de prensa que han sacado los de Microsoft alabando su nuevo servicio, pero lo cierto es que se trata de un verdadero salto hacia adelante que la competencia va a tener que asumir y actuar rápido para alcanzarlos.

Los poseedores de una Xbox 360 podrán acceder a los contenidos de un gran número de proveedores de todo el mundo. Estados Unidos y Japón por ejemplo podrán ver los programas disponibles en Hulu (con una suscripción, por supuesto), en España Imagenio de Movistar, GolTV y Canal + entre otros ofrecerán sus contenidos en la Xbox 360, y más adelante empresas como Televisa pondrán a disposición sus telenovelas en varios países de América Latina. A todos estos se suman otros más tradicionales de internet como Youtube y Netflix, con muchos más que llegarán a lo largo del mes y del próximo año. Todo ello a través de internet desde cualquier consola de Xbox 360.

Y es que precisamente ahí está la gracia del asunto: mientras que los servicios como Apple TV y Google TV tienen que convencer primero a sus usuarios para que compren un aparato compatible, los usuarios de Xbox 360 que ya tienen la consola pueden encenderla ahora mismo y descubrir toda esta nueva avalancha de contenido.

Más futurista todavía es la opción de utilizar el periférico Kinect para controlar lo que vemos. Sin necesidad de mandos podemos controlar lo que vemos en la pantalla a través de gestos con la mano para movernos a través de los menús. Y, si nos sentimos con ganas de hablarle al televisor, no hay más que decir en alto el nombre del programa (ya sea una serie de televisión, un video musical o una película) y la Xbox se encargará de buscar todos los proveedores que la ofrecen para comenzar a verla en ese mismo instante.

Suena totalmente a ciencia ficción pero lo cierto es que funciona. No es perfecto ni mucho menos (de hecho algunas funciones como la búsqueda por voz está restringida por el momento a algunos países) y requiere que hablemos mediante comandos claros (“Xbox, play” o “Xbox, busca Los Simpson”) pero ya reconoce varios idiomas y, para qué mentir, sorprenderá a cualquier persona a la que se lo mostremos en el salón de casa.

Como último detalle, los que tengan un smartphone con Windows Phone 7 podrán también usarlo como mando a distancia, visualizando el catálogo de contenidos desde la pantalla del celular, que le mandará a la consola la instrucción para empezar a reproducir el programa seleccionado. Una pequeña integración entre productos de Microsoft que resulta como mínimo interesante.

¿Es éste el servicio de televisión definitivo? Ni mucho menos. Es el más completo en estos momentos y automáticamente todos los poseedores de una Xbox 360 pueden acceder a él. Sin embargo la mayoría de los servicios requieren que seamos suscriptores de Xbox Live Gold ($9.99 al mes) además de ese servicio en concreto, como Netflix, HBO y Hulu. Otros como Youtube siguen siendo gratuitos.

Y tampoco hay que olvidarse de que la competencia sigue trabajando duro para tener a punto lo antes posible una respuesta. Pero mientras tanto los usuarios de Xbox 360 pueden echarle un vistazo al nuevo servicio de televisión y decidir si le conviene suscribirse o esperar a algo mejor.

XS
SM
MD
LG