Enlaces para accesibilidad

Defensor: Cárcel ha fortalecido a Leopoldo López


Poster del líder opositor Leopoldo López durante una protesta demandando su liberación.

Poster del líder opositor Leopoldo López durante una protesta demandando su liberación.

El abogado del líder opositor preso, Juan Carlos Gutiérrez, conversa con la Voz de América sobre el estado mental, intelectual y legal en que se encuentra López tras casi 100 días de prisión.

Juan Carlos Gutiérrez, abogado defensor

Juan Carlos Gutiérrez, abogado defensor

Entrevista exclusiva al abogado de Leopoldo López.

Una celda de 4 metros por 4 metros es el único espacio que habita Leopoldo López desde que se entregó a la justicia, el pasado 18 de febrero. Una pequeña ventana, desde la que ve una montaña, el único contacto que tiene con la luz y el mundo exterior. Pero ni siquiera el no poder abrazar a diario a sus hijos—Manuela y Leopoldo Santiago— le aparta de las convicciones que lo llevaron a la cárcel donde está desde el pasado 18 de febrero.

Juan Carlos Gutiérrez, su abogado, conversó con la Voz de América horas después de que el tribunal, que lleva su causa, fijó para el 2 de junio la nueva fecha para la audiencia preliminar donde se decidirá si va a juicio por los 4 delitos que le imputaron y si además sigue o no el proceso en libertad. Esto fue lo que dijo.

- ¿Cree que fue una estrategia del gobierno postergar la audiencia?
El sistema de justicia venezolano tiene la particularidad de que no se caracteriza por su gran celeridad. Sin embargo, nos llama la atención que durante los 45 días que estipula la norma, el tribunal mantuvo sus puertas cerradas. Luego de que presentáramos una acción de tutela constitucional, inmediatamente procedió a convocar a una audiencia para el próximo 2 de junio. El caso estaba paralizado. Hubo una primera convocatoria para el 8 de mayo y luego no hubo mayor actividad.

- ¿La defensa define a Leopoldo López como un preso político o un político preso?
Más que definirlo la defensa lo define como tal la Fiscalía, puesto que en la acusación que el Ministerio Público plantea, de manera directa, reconoce que el hecho por el que permanece detenido está íntimamente vinculado con sus declaraciones, sus expresiones públicas en discursos y entrevistas. La Fiscalía hace dos señalamientos: hace referencia a críticas que ha presentado Leopoldo López cuando ha dicho que éste es un gobierno corrupto, antidemocrático, que tiene vínculos con el narcotráfico; todas esas críticas que ha acumulado públicamente Leopoldo López, aunado al llamado a la protesta pública, considera la fiscalía, fueron lo que indujo de manera subliminal a un grupo de personas para que actuara violentamente y causara daños e incendio en bienes públicos. Eso lo coloca en posición de ser un preso de conciencia. Está privado de libertad por emitir sus ideas y sus pensamientos, por disentir de la estructura del gobierno nacional y de alguna manera hacer un llamado a una protesta, en el marco constitucional, que siempre que lo hizo, fue como una protesta pública y pacífica, y sin armas.

- Siendo que, como usted señala, es la Fiscalía quien lo define como un preso político, ¿esa condición afecta el planteamiento de la defensa de su caso?
Todo lo contrario. Esa línea fáctica, o esa caracterización nos abre el abanico de la no punibilidad, porque nadie puede ser privado de libertad por expresas ideas o pensamientos. Nadie puede ser privado de libertad por hacer un llamado a una protesta pública bajo parámetro pacíficos como lo hizo Leopoldo López. Y tenemos jurisprudencia del Tribunal Supremo de Justicia, de casos como el de Hugo Chávez Frías, que fue absuelto porque el Tribunal Supremo de Justicia consideró que las expresiones de Hugo Chávez formaban parte de la crítica a un dirigente político, a un presidente en funciones y que no podía ser considerado como punible. La misma Fiscalía coloca sobre el tapete la criminalización del disenso político, del discurso político, y estando en un país democrático con una constitución que nos otorga derechos y en el ejercicio de esos derechos, no puede haber una conducta criminal. Leopoldo López debe ser liberado.

Prisión de Ramo Verde

Prisión de Ramo Verde


- Una vez que en la audiencia preliminar se decida si Leopoldo López va o no a juicio ¿agotará la defensa todas las instancias institucionales para acudir a las internacionales?
Lamentablemente acudir al Sistema Interamericano de Protección ya no es posible porque hace unos meses Venezuela denunció la Convención y ya no se puede acudir ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Sin embargo ya fue presentada la notificación ante la Comisión, que en la actualidad no tiene carácter coercitivo contra el gobierno venezolano, pero tenemos el Sistema Universal ante las Naciones Unidas, en donde ya han sido presentadas algunas peticiones. Ante un grupo de trabajo de acciones arbitrarias ya existe una denuncia presentada ante el organismo internacional, a pesar de que no se han agotado los tratamientos internos se inició una denuncia con relación a la privación de libertad.

- ¿Aceptaría la defensa de Leopoldo López un indulto? ¿Se declararía culpable para salir en libertad?
No. Eso está negado. En su posición él no se declarará culpable como mecanismo para obtener su libertad. La figura del indulto no ha sido planteada hasta el momento. El indulto es un perdón y no hay nada qué perdonar, pero tendríamos que tener ese escenario preestablecido para poder opinar en ese sentido.

- ¿Hay elementos para pensar que en el entorno político venezolano no hay cohesión para apoyarlo en su causa?
Hemos sido testigos de cómo importantes dirigentes de la oposición, como Henrique Capriles o Julio Borges, fueron a visitarlo en un gesto de apoyo; la MUD ha pedido su libertad en conjunto con (el ex secretario de seguridad ciudadana Iván) Simonovis y otros estudiantes presos. Nosotros aspiramos que esa cohesión política siga cumpliendo su función. Es prioridad que esté dirigida a que sean liberados todos los presos políticos. Sí creo que, un escenario positivo para el país, debería partir de dar la amnistía, para calmar las aguas y darle tranquilidad al ciudadano, a pesar de que considero que en su caso el escenario correcto para decidir su libertad debe ser el sistema de justicia, su libertad debe otorgarla el tribunal. Que el sistema de justicia se deslastre de cualquier presión indebida del Ejecutivo Nacional y revise el caso de manera precisa; que llegue a la conclusión de que un sujeto que actuó en el ejercicio legítimo de sus derechos jamás puede estar vinculado a una acción criminal y mucho menos puede ser privado de su libertad.

- ¿Cree que existen las condiciones para que el destino de Leopoldo López se defina en ese sistema de justicia al que hace referencia, que no se le sancione por expresar sus ideas como usted señala?
Su caso sería un ejercicio coherente con la justicia. Ordenar su liberación ratificaría esos principios necesarios de una justicia transparente, autónoma, independiente e imparcial. Sería un ejemplo que daría mucha fuerza a nuestro estado de derecho y a generar seguridad jurídica en nuestro país. Es una lectura importante que debería darse en el caso López, pero no podemos descartar que una ley de amnistía también sería una respuesta política a casos que tienen toda la característica de una persecución política.

- ¿La prisión podría afectar su futuro político?
Tal vez uno de los escenarios que él particularmente se ha planteado es que este proceso está dirigido a darle perpetuidad a la inhabilitación política que se le vence a finales de este año y a la que se encuentra sometido desde hace un tiempo. Eso es una posibilidad. La otra es que se produzca una medida cautelar con restricción de sus derechos y que puedan impedirle contacto con el exterior. Habrá que esperar qué decidirá el tribunal y que no restrinjan sus derechos a expresarse libremente. No creo que la prohibición de libertad afecte su futuro político. En los casi 100 días que tiene privado de libertad Leopoldo se ha transformado. Se ha fortalecido intelectualmente, prácticamente se lee un libro diario. Está ensimismado en la historia, en la filosofía política. Es un individuo que está trascendiendo su espiritualidad, su fortaleza física. Está utilizando la cárcel como un mecanismo de superación personal, de preparación para un futuro rol, independientemente del que sea, en nuestro país. Para un individuo que se tome la cárcel bajo esa concepción no habrá forma en que su futuro político pueda ser neutralizado.

- ¿Cuál es su rutina diaria? ¿Cómo se encuentra con relación a su familia?
Una de los aspectos más interesantes de la prisión de Leopoldo es que tiene un pizarrón de acrílico donde tiene una rutina que inicia a las 4:00 a.m. con ejercicios de barra, con las limitaciones que le ofrece el espacio físico, tiene otra sesión al final de la tarde, y tiene una sesión de entre ocho y diez horas de lectura diaria que parte desde el estudio y análisis profundo de ciertos pasajes de la Biblia, historia y política. También está escribiendo. Con su familia comparte, sobre todo ahora que (su esposa) Lilian está fuera del país. Le llevan a los niños y pasa parte del día con ellos.

- ¿Tiene alguna restricción para estar con sus hijos?
La que impone el horario. Al menos el contacto con sus hijos ha sido respetado. Pero te recuerdo que Leopoldo no puede tener contacto con nadie más. Ni con otros presos ni con personas ajenas a su familia. Solo recibe visitas de sus abogados y su familia de jueves a domingo.

- ¿Es una restricción del tribunal?
No, es una restricción de la cárcel de Ramo Verde.

- ¿En qué lo ha afectado estar en una cárcel militar?
En la incomunicación en la que se encuentra. Por una orden militar no ha posibilidad de que tenga contacto militar con otros presos. Por una orden militar todos los documentos que se le llevan a Leopoldo son objeto de una requisa militar, incluyendo los documentos de la defensa, situación que fue objeto de protesta y denuncia de nuestra parte. Los documentos de la defensa son documentos secretos y no pueden ser revisados ni develada la estrategia, y son objeto de análisis exhaustivo. Él no puede tener teléfono, no puede tener contacto con el mundo exterior, tiene derecho a una llamada telefónica diaria a su familia; pero si quiere enviar o recibir correspondencia es violada cuando entra o sale. La cárcel militar es un establecimiento en el que está sometido a rigurosas reglas castrenses que también debe respetar.

- En el escenario de la libertad o la inocencia, ¿la defensa de Leopoldo López buscará compensación por daños y perjuicios por parte del Estado venezolano?
Eso no lo hemos pensado. La libertad, tener en sus manos una sentencia justa y absolutoria es lo primero. Esperaremos al día siguiente para reflexionar sobre los próximos pasos. Lo que nos corresponde ahora es seguir férreos en esta lucha por la justicia, persistentes en que los lapsos procesales se cumplan, de que las pruebas sean recibidas y apreciadas por el juez y que Leopoldo López sea liberado cuanto antes.

- ¿Cree que las posibles sanciones que promueven desde el senado estadounidense faciliten o entorpezcan el curso del caso de Leopoldo López?
Parecen sanciones de índole política, de carácter internacional y te aseguro que no tienen impacto (negativo) en el caso de Leopoldo López. Por el contrario, el expediente penal está plagado de peticiones de libertad de la comunidad internacional, todas han sido entregadas a la juez. Actuaciones del parlamento canadiense, chileno europeo, artistas como Rihana, Banderas. Cada vez que se producen peticiones las incorporamos en el expediente. Pienso que son elementos que de alguna manera pueden favorecer a Leopoldo López de forma directa.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG