Enlaces para accesibilidad

Kerry en sorpresivo viaje a Somalia

  • Voz de América - Redacción

El secretario de Estado, John Kerry (izquierda) conversa con el presidente Hassan Sheikh Mohammed (centro) y el primer ministro Omar Abdirashid Ali Sharmarke (derecha) en el aeropuerto de Mogadiscio

El secretario de Estado, John Kerry (izquierda) conversa con el presidente Hassan Sheikh Mohammed (centro) y el primer ministro Omar Abdirashid Ali Sharmarke (derecha) en el aeropuerto de Mogadiscio

El viaje se planeó bajo estrictas medidas de seguridad y el mismo gobierno somalí supo de su llegada hasta el lunes.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, llegó a Somalia este martes de manera sorpresiva en un esfuerzo por mostrar apoyo al progreso político que ha hecho el gobierno de ese país y su lucha contra militantes de al-Qaeda.

"Hace más de 20 años, Estados Unidos se vio obligado a retirarse de Somalia", dijo Kerry en un discurso por video a los somalíes. "Ahora volvemos en colaboración con la comunidad internacional y tenemos grandes esperanzas", agregó.

La visita a Somalia, la primera que realiza un secretario de Estado, comenzó con un encuentro con el presidente, Hassan Sheikh Mohamed, y con el primer ministro, Abdirashid Ali Shamarke.

Kerry aseguró que pese a ciertas "preocupaciones" que siguen existiendo sobre el futuro de Somalia, "el país está cambiando". El actual gobierno sólo existe gracias al apoyo militar y financiero internacional, y es incapaz de extender su autoridad más allá de la capital y su periferia.

Kerry quiso "agradecer" in situ el apoyo a los cinco países africanos de la Amisom (Kenia, Uganda, Burundi, Yibuti y Etiopía) que han contribuido con 22.000 soldados a combatir a los extremistas.

El viaje se planeó bajo estrictas medidas de seguridad y el mismo gobierno somalí supo de su llegada hasta el lunes. Kerry no se aventurará más allá del aeropuerto, lo cual resalta lo peligroso e inestable que aún es el país.

“Creo que [su visita] enviará una fuerte señal a al-Shabab de que no estamos dándole la espalda al pueblo somalí y que continuaremos comprometidos con Somalia hasta hacer que al-Shabab ponga fin al terror”, dijo un funcionario del Departamento de Estado.

Somalia no tuvo un gobierno funcional durante dos décadas y media, en las que diferentes milicias, grupos extremistas islámicos y un ejército nacional solo de nombre pelearon por el poder hasta que al-Shabab adquiriera más poder. La piratería en el mar también ha sido un problema importante en el país.

Tropas estadounidenses fueron enviadas a Somalia en 1992, en una misión de paz en que se suponía ayudarían a combatir la hambruna, pero se retiraron humillados dos años después luego del incidente conocido como “La caída del halcón negro”, en que militantes somalíes derribaron dos helicópteros estadounidenses.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG