Enlaces para accesibilidad

El mexicano Mario Gutiérrez gana el Kentucky Derby

  • Héctor R. Cerpa - Washington, DC

El jockey Mario Gutierrez celebra tras ganar el Derby de Kentucky con el potro "I'll Have Another", extendiendo los festejos del 5 de mayo de los mexicanos.

El jockey Mario Gutierrez celebra tras ganar el Derby de Kentucky con el potro "I'll Have Another", extendiendo los festejos del 5 de mayo de los mexicanos.

El jockey mexicano Mario Gutiérrez nacido en Veracruz, celebró el 5 de mayo a lo grande ganando el Kentucky Derby con el potro "I´ll have Another".

El sueño se cumplió para el mexicano Mario Gutiérrez. El nativo de Veracruz de 25 años sorprendió al ganar el prestigioso Derby de Kentucky con el caballo "I´ll Have Another" en 2 minutos 01 segundo 83 centésimas.

Emocionado, Gutiérrez saludó a su familia y agradeció el apoyo de los entrenadores del potro ganador, tras conquistar una de las carreras de caballos más prestigiosas de todo el mundo en su primera participación, una hazaña única con la que "siempre había soñado", especialmente cuando lo logró partiendo desde la posición 19, muy abierto.

El jockey Mario Gutiérrez en la monta de I'll Have Another" a la izquierda en la foto, en el momento de cruzar el disco para ganar el 138º Kentucky Derby.

El jockey Mario Gutiérrez en la monta de I'll Have Another" a la izquierda en la foto, en el momento de cruzar el disco para ganar el 138º Kentucky Derby.

"Cuando supe que salía de la posición 19, no me preocupé, a pesar de que todos pensaban que era horrible. En realidad me permitiría correr por donde no iban a transitar muchos caballos", decía Gutiérrez antes de la carrera.

La definición fue tremendamente emocionante.

El favorito Bodemeister lideró durante los primeros1.900 metros, pero no resistió la atropellada final en los últimos 100 metros del potro conducido por Gutiérrez, quien luego saludó a sus amigos en Vancouver donde hizo buena parte de su carrera.

En tanto, el potro Dullahan montado por Kent Desormeaux, el jinete triple ganador en Kentucky y miembro del Salón de la Fama de la hípica estadounidense, terminó tercero.

Los dos minutos

Pasaron apenas dos minutos desde que se abrieron las puertas de salida (las gateras, simbólica deformación del inglés Gates -puertas-), hasta que el ganador cruzó el disco. “Los dos minutos más excitantes en el deporte”, hicieron vibrar a los 150.000 asistentes al hipódromo de Churchill Down este sábado 5 de mayo de 2012. En particular, los primeros mil metros fueron los más rápidos que se recuerden.

El favorito del Kentucky Derby, el potro de dos años Bodemeister quedó en segundo lugar en Churchill Downs.

El favorito del Kentucky Derby, el potro de dos años Bodemeister quedó en segundo lugar en Churchill Downs.

Fueron dos minutos de alta adrenalina, de corazones latiendo al máximo, de concentración, de puro músculo y velocidad.

El también llamado Gran Premio de las Rosas que se corre desde hace 138 años en el hipódromo de Churchill Down, tiene la virtud de renovarse cada año, por más que hay tradiciones que no cambian: como la de los sombreros, las 554 rosas sobre el vencedor, la emoción del ganador y las caras largas de los perdedores.

Bodemeister el favorito

La edición 2012 tuvo 20 inscriptos, incluyendo el favorito: el potro Bodemeister que tenía una preferencia de 4 a 1 y fue montado por Mike Smith, quien llevó a Giacomo al triunfo en el Derby de Kentucky de 2005.

En potro entrenado por Bob Baffert -quien ha ganado tres veces el Derby-, salió desde la sexta posición, desde donde han partido seis ganadores, pero el último fue Sea Hero en 1993. "Al menos estamos en una posición en que tenemos una buena posibilidad de ganar", dijo Baffert, quien el pasado 26 de marzo sufrió un ataque cardíaco en Dubai.

Sin embargo, Bodemeister con apenas 2 años de edad no resistió el empuje final del ganador en una pista pesadsa. Los potros jóvenes suelen pagar el esfuerzo en el Derby de Kentucky, donde el último ganador de dos años fue Apolo en 1982.


Sin embargo para los fanáticos del deporte lo último que cuenta, cuando su corazón no está con el preferido, es apostar a que en la distancia de una milla y cuarto, los 2.000 metros del recorrido en la pista de arena, se produzca una sorpresa y el ganador la dio.

Esta fue la primera de las tres carreras de la Triple Corona, en Louisville, Kentucky y que seguirá con el Preakness Stakes, en Baltimore, Maryland y se cierra en Belmont Stakesm en Elmont Nueva York.

Sin embargo, lo que propone el Derby de Kentucky es único, más aún cuando el último caballo en ganar la Triple Corona fue Affirmed, en 1978.

Union Rags

Segundo en las preferencias, el potro Union Rags y su jinete Julien Leparoux, partieron desde la cuarta posición y sin velocidad de partida, quedó atrapado en el tránsito de la parte de abajo de la calificación, lo mismo que otro de los potenciales ganadores, el potro Liaison.

La historia con la que llegaba Union Rags era conmovedora. El potro de un porte impresionante es entrenado por Michael Matz, quien ganó el Derby en 2006 con Barbaro, que luego sufrió una fractura durante el Preakness y tuvo que ser sacrificado ocho meses después y que ahora tiene una estatua en Kentucky.

Entre los favoritos también aparece el invicto en cinco carreras Gemologist, que sufrió su primera derrota, con la monta del venezolano Javier Castellanos -ganador del Preakness del 2006 y de la Copa Breeders del 2004-.

El potro El Padrino tendrá como jockey al peruano Rafael Bejarano, y otros jinetes latinoamericanos que participaron fueron: el dominicano Joel Rosario, con Creative Cause; el venezolano Ramón Domínguez con Hansen; el panameño José Lezcano con Rousing Sermon; y los puertorriqueños John Velázquez con Went The Day Well/ y Willie Martínez con Trinniberg; así como los mexicanos Mario Gutiérrez con I´ll Have Another; Martín García con Liason y Luis Contreras con Prospective.

La bolsa de $2.219.600 dólares será la más grande desde 2005 y el ganador se lleva $1.459.600 dólares
XS
SM
MD
LG