Enlaces para accesibilidad

Empleada judicial de Kentucky sigue opuesta a bodas gay

  • Voz de América - Redacción

Kim Davis, funcionaria judicial del Condado Rowan en Kentucky, hablando con David Moore, después de rehusarse a emitir una licnecia de matrimonio gay.

Kim Davis, funcionaria judicial del Condado Rowan en Kentucky, hablando con David Moore, después de rehusarse a emitir una licnecia de matrimonio gay.

Kim Davis sigue rehusándose a emitir licencias de casamiento a parejas gay aún después que que la Corte Suprema fallara en su contra.

Una empleada de una corte local en el estado de Kentucky continúa negando licencias de casamiento a parejas del mismo sexo, a pesar de un reciente fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos ordenando que lo haga.

Kim Davis dejó de emitir licencias de casamiento a todas las parejas, heterosexuales y homosexuales, en el Condado de Rowan después de que la Corte Suprema decidió en junio legalizar los matrimonios gay en todo Estados Unidos, por entender que hacerlo violaría sus creencias religiosas.

Un juez federal ordenó a Davis el mes pasado que emitiera licencias de casamiento a todas las parejas elegibles, pero emitió una retención temporal que expiró el lunes. La jueza de la Corte Suprema Elena Kagan rechazó el pedido de Davis para que la orden siguiera en efecto.

La Unión Estadounidense de Libertades Civiles presentó una moción para que Davis sea considerada en desacato a la corte por rehusarse a emitir las licencias.

David Ermold, uno de los que buscaba una licencia para casamiento en Kentucky preguntó a Davis bajo qué autoridad no emitía las licencias, a lo que la funcionaria judicial respondió y citamos “Bajo la autoridad de Dios”. Ermold reaccionó de la siguiente manera “Es absolutamente momento de ir a la corte. Ya sea que una persona sea cristiana, o si es de cualquier creencia, la ilegalidad de lo que ella está haciendo, está ignorando flagrantemente la verdad”.

En una declaración el martes, Davis dijo que emitir licencias de matrimonio a parejas gay “no es un tema de gays o lesbianas”, sino “un asunto de libertad religiosa, que está protegida por la Primera Enmienda”.

Si Kim Davis continúa rehusándose a emitir licencias de casamiento a parejas del mismo sexo, podría enfrentar multas o encarcelamiento.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG