Enlaces para accesibilidad

Justicia de Brasil apoya extradición


El presidente Luiz Inácio Lula da Silva podría usar su poder de veto sobre la decisión de la Justicia.

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva podría usar su poder de veto sobre la decisión de la Justicia.

Lula da Silva dejó abierta la posibilidad de usar su derecho a vetar la decisión del Supremo Tribunal Federal.

El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil, la mas alta Corte de Justicia del país decidió este miércoles autorizar la extradición del ex extremista de izquierda italiano, Cesare Battisti, quien es reclamado por la justicia de Italia por cuatro asesinatos en los años 70.

A la misma vez y considerando que el caso involucra situaciones diplomáticas para el país, la Corte decidió otorgar la última palabra en el caso al presidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien durante su visita a Roma dijo que respetaría la decisión de la Corte Suprema si la misma era vinculante.

El Supremo Tribunal votó por cinco votos a cuatro, considerar ilegal el refugio político otorgado por el gobierno brasileño a Battisti, y decidió a favor de la extradición, considerando que el italiano cometió delitos comunes.

Tras la decisión, los jueces iniciaron un segundo debate respecto a si el presidente Luiz Inácio Lula da Silva estaba obligado a cumplir esa decisión. La votación se repitió con el mismo resultado, por cinco votos a cuatro, para darle al presidente la decisión final sobre la extradición.

Las declaraciones del presidente Lula da Silva, realizadas el pasado lunes en Roma durante su visita a la sede la FAO, dejaron clara la decisión del mandatario de aceptar la decisión del STF si era "determinante". De esta forma Lula dejó abierta la posibilidad de usar el poder de veto sobre la extradición.

El canciller italiano, Franco Frattini, manifestó su "gran satisfacción" por la decisión del Supremo Tribunal Federal de Brasil de apoyar la extradición a la vez que manifestó su solidaridad con “los familiares de las víctimas de Battisti que finalmente obtienen justicia".

Battisti es reclamado por el gobierno de Silvio Berlusconi para que cumpla cadena perpetua en su país, recibió refugio político del gobierno brasileño en enero, generando una crisis diplomática con Italia. El ex extremista que pertenecía al grupo guerrillero "Proletarios Armados por el Comunismo", había recibido en enero de este año el estatus de refugiado político del ministro de Justicia, Tarso Genro, lo que desató protestas de Italia.

Cuando el caso parecía cerrado, la Corte Suprema decidió estudiar un pedido de Italia de anular el refugio y extraditar a Battisti, lo que pondría fin a un periplo de más de 30 años que llevó al italiano a exilios en México y Francia.

XS
SM
MD
LG