Enlaces para accesibilidad

"Juego del Carbono" para ponerse en los zapatos de los negociadores

  • Steve Baragona

El objetivo del juego: alcanzar disminuir las emisiones de carbono a dos grados a nivel mundial.

El objetivo del juego: alcanzar disminuir las emisiones de carbono a dos grados a nivel mundial.

Investigadores tratan de explicar las negociaciones que se llevan a cabo en París sobre el cambio climático de una manera simple y clara.

Mientras los negociadores en París discuten sobre quién cortará sus emisiones de carbono y por cuánto, el resto de nosotros podríamos pronto ser capaces de seguir el juego en casa, como el "Juego del Carbono".

En este videojuego de mesa bajo desarrollado por investigadores holandeses, los jugadores deben disminuir sus emisiones de gases de invernadero para mantener a la Tierra bajo dos grados de calentamiento global. Pero, cada recorte tiene consecuencias en la economía de los jugadores.

Ningún jugador puede alcanzar el objetivo de dos grados. Y ningún jugador quiere alcanzar el éxito completo. Se necesita negociaciones para conseguir que todos alrededor de la mesa de negociaciones puedan llegar a un acuerdo de cómo alcanzar el objetivo.

La investigadora Linda Carton y su colega de la Universidad Radboud quisieron presentar los complicados retos y compensaciones que enfrentan los negociadores del cambio climático de una manera clara para el resto de nosotros.

Una tarea simple

El juego divide el mundo en seis partes. Un jugador representa a cada uno de los principales productores de gases de invernadero, como son China, Estados Unidos, Europa o India. El resto del mundo está dividido en dos bloques: Países desarrollados y países en desarrollo.

Cada jugador escoge un bloque y empieza el juego con monedas que representan la proyección de emisiones de gases de invernadero acumulados hasta 2100.

"Esta es una tarea simple", dijo Carton. "Tratar de limitar tus emisiones a dos grados". ESto significa terminar el round con menos de 1,000 gigatoneladas de carbono sobre la mesa.

Aquí es donde está el truco. Solo China empieza el juego con 2,000 gigatoneladas.

"Así es que nosotros decimos, 'bueno permítame negociar'. Este es su turno ahora". ¿Quién empieza liderando el mundo hacia un futuro bajo en carbono?.

Jugadores lo hacen bajo su propio riesgo. Reduciendo sus emisiones de carbono por debajo de su producto bruto interno (PBI) per capita.

Usted escuchará con frecuencia a los jugadores diciendo, "No es mi turno, dejen a otro hacer la parte difícil", dice Carton. "Ellos esperan que al final puedan hacer un poco trampa".Pero, el otro jugador se da cuenta, entonces todos te culpan y averguenzan, diciéndote que tú eres el oportunista.

Sacrificio compartido

Los recortes hieren más a algunos jugadores que a otros, dependiendo qué tan intensivas son sus economías con respecto al carbono. En un juego realizado aquí, en la cumbre sobre el cambio climático en París, Carton dijo "la mujer que juega bajo el rol de la India hizo una gran promesa. Y luego vio lo que produce en su PBI per capita, y ella dice. 'Oh no! regresemos al principio, Volvamos a empezar! Mi gente no puede con esto!'".

Al final, "nosotros sacrificamos la economía de la India y a todas las personas que viven ahí, pero nosotros salvamos al mundo", ella dijo.

"La lección es que existe un largo camino por debajo de los 4.5 grados", la actual trayectoria, "a dos grados", agregó la mujer, "y todos nosotros necesitamos mirarnos unos a otros y decir, 'ahora es tu turno'".

Segunda ronda

Los investigadores están trabajando en añadir dos rondas más de negociaciones. En la segunda ronda los jugadores regatean sobre quién se rendirá a sus reservas de combustibles fósiles. La tercera ronda es un poco máa alegre. Los jugadores tienen que invertir en energía renovable.

"Usted verá al final que no solo salvó al mundo en cuestiones de temperatura, sino también logró construir su propia economía ecológica", explica Carton.

Pero si bien no ha sido algo fácil. Cuando construyes parques de viento y redes eléctricas inteligentes, "los costos son todos evidentes".

El juego está todavía bajo desarrollo. ESte es un proyecto paralelo que Carton y su colega hicieron en su tiempo libre. Carton espera convertirlo en una aplicación inteligente para teléfonos móviles y una herramienta de enseñanza para sus estudiantes.

"Quiero educarlos sobre la magnitud de la tarea que va más allá de ellos mismos, es para sus generaciones", dijo Carton. "Se tiene que reducir las emisones de carbono en un 80 por ciento a nvel mundial. Y eso no es una cosa fácil", finalizó.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG