Enlaces para accesibilidad

Los jóvenes y Martin Luther King

  • Voz de América - Redacción

El reverendo Martin Luther King Jr. saludando a la multitud en el histórico acto del 28 de agosto de 1963.

El reverendo Martin Luther King Jr. saludando a la multitud en el histórico acto del 28 de agosto de 1963.

Grandes conmemoraciones se llevan a cabo en Washington DC con motivo del 50 aniversario de la histórica marcha por los derechos civiles.

"Sueño con que un día mis cuatro pequeños hijos vivan en una nación donde no sean juzgados por el color de su piel, sino por su personalidad".

La frase del líder de los derechos civiles, Martin Luther King Jr. es parte del conmovedor discurso que pronunció frente al monumento a Abraham Lincoln, el 28 de agosto de 1963, tras la marcha a Washington.

Este miércoles se llevan a cabo las conmemoraciones centrales en Washington DC con motivo del 50 aniversario de la histórica marcha por los derechos civiles.

En la capital estadounidense, la estudiante Nyla Banks visitó la exposición sobre los logros de King, en la Galería Nacional de Retratos, y quedó impresionada con la parte del discurso que habla de poner fin a la segregación racial.

“Creo que lo más importante que hizo fue ayudar a los afroestadounidenses, y fue algo que cambió el mundo, porque ahora todas las personas son amables entre sí, y todos se pueden estrechar las manos”, dijo Banks.

Por su parte, Jonathan Williams destaca su admiración por las manifestaciones no violentas de King, en contra del racismo, y recuerda que el líder por los derechos civiles “fue encarcelado muchas veces y estoy seguro de que la mayoría de las personas se hubieran dado por vencidas, pero él continuó adelante”.

La legisladora Eleanor Holmes Norton, quien participó activamente en el movimiento por los derechos civiles en los años 60, expresa su reconocimiento por la actitud de los jóvenes.

La actitud de los jóvenes tal como dice Eleanor Holmes Norton, revela un cambio, porque “si ellos aún estuvieran luchando las mismas batallas y sintiéndose como nos sentimos en el año 1963, no podríamos decir que logramos mucho”.

Mientras tanto, la hispana Yelinda Martínez dice que aprecia que el reverendo King haya tratado de unir a las personas, pero cree que el racismo sigue siendo un problema, “hay personas que todavía ven a otras personas diferente, y los juzgan por su color. Creo que eso debería cambiar”.

Pero a pesar de que algunos problemas persisten, muchos jóvenes dicen que su generación tiene un punto de vista diferente en cuanto a las relaciones interraciales y al respect o Nyla Banks explica que “tengo muchos amigos de diferentes razas y nos relacionamos sin ningún problema”, allgo que seguramente agradaría a Martin Luther King Jr.
XS
SM
MD
LG