Enlaces para accesibilidad

Capturan a comandante del LRA de Joseph Kony

  • Voz de América - Redacción

Achellam en unha fotografía tomada en 2006 en el sur de Sudán, es considerado uno de los cinco líderes más importantes del LRA.

Achellam en unha fotografía tomada en 2006 en el sur de Sudán, es considerado uno de los cinco líderes más importantes del LRA.

Capturan a Caesar Achellam un comandante del LRA de Kony, quien Naciones Unidas considera que se encuentra acorralado.

El ejército de Uganda detuvo a Caesar Achellam en la República Centroafricana junto a otros 30 rebeldes.

Achellam es uno de los cinco líderes más importantes del Ejército de Resistencia del Señor (LRA por su sigla en inglés). El grupo ha secuestrado a más de 50.000 niños en los últimos 20 años para usarlos como soldados y esclavos sexuales según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

El líder de la banda, Joseph Kony, está perseguido por la Corte Penal Internacional y saltó a la fama tras una mediática campaña de la Organización No Gubernamental (ONG) Invisible Children. El portavoz del ejército de Uganda, Félix Kulaigye, dijo que esta es una victoria importante porque Achellam es un “pez gordo”, y “porque su captura va a cambiar definitivamente la opinión dentro del LRA”.

Los ejércitos de la Unión Africana, asesorados por 100 militares de las Fuerzas Especiales de Estados Unidos forman un cuerpo de 2.500 soldados que están tras la captura de Kony y sus colaboradores.

Debido a la fuerte persecución, los rebeldes se han dispersdo en pequeños grupos en la selva, alimentándose de lo que encuentran y de lo que roban en las comunidades locales, lo que dificulta su captura.

Hace unos años, miles de rebeldes engrosaban las filas del LRA, pero en la actualidad los militares de Uganda creen que se pueden contar apenas por unos pocos centenares gracias a la misión de persecución cuya máxima prioridad es detener a Kony.

El representante de Naciones Unidas (ONU) en la República Centroafricana, Abou Moussa, describiö la situación de Kony como la de un perseguido acorralado y que “en contra de lo que solía hacer, que era permanecer un mes o dos en el mismo lugar, ahora cambia de ubicación casi a diario”.

Kony dejó Uganda en 2005 para refugiarse en el sur de Sudán, y hoy se cree que puede estar en el Congo.
XS
SM
MD
LG