Enlaces para accesibilidad

Arrestos no afectan diálogo con Cuba

  • Voz de América - Redacción

La policía cubana detuvo a unos 30 disidentes políticos, antes de que realizaran una protesta contra el gobierno de Raúl Castro.

La policía cubana detuvo a unos 30 disidentes políticos, antes de que realizaran una protesta contra el gobierno de Raúl Castro.

A pesar de los recientes arrestos a opositores cubanos y a que Cuba sigue sin liberar a los presos políticos, EE.UU. sostiene que el cambio político continúa sin contratiempos.

El reciente arresto a unos 30 disidentes cubanos que pretendían protestar en la Plaza de la Revolución de La Habana, no ha socavado las intenciones de Estados Unidos de mejorar sus relaciones con el gobierno de Cuba.

El Departamento de Estado aseguró que la nueva política anunciada por el presidente Barack Obama, permitirá dialogar precisamente sobre ese tipo de restricciones con el gobierno de Raúl Castro.

“La situación en Cuba continúa siendo pobre. Hay límites a las libertades fundamentales incluyendo la libertad de expresión, asociación, y reuniones pacíficas. Ciertamente estos son puntos que forman parte de este nuevo diálogo, pero (los recientes arrestos a opositores) no ha afectado la próxima mesa de discusión”, dijo Jen Psaki, portavoz del Departamento de Estado.

La funcionaria también advirtió que durante los primeros diálogos entre Washington y La Habana, se le presentó a Cuba una lista con el nombre de algunos presos políticos que deberían ser liberados, aunque enfatizó que los nombres de estas personas no serán revelados, por el momento.

“No vamos a mencionar los nombres específicos de esas personas. La lista la compartimos con el gobierno de Cuba. Obviamente, es un tema que continuaremos discutiendo con ellos, pero no vamos a dar a conocer esa lista de forma pública”, sostuvo Psaki.

La vocera del Departamento de Estado, dijo que el restablecimiento de las relaciones entre ambos gobiernos, luego de 60 años de congelamiento diplomático, no pueden ocurrir de la noche a la mañana, y que hay un gran número de pasos que “ambas partes deben realizar para continuar con este proceso”.

“Una de las razones por las que creemos fuertemente en este cambio de política, es porque las políticas viejas no solo han dejado de funcionar, sino que también, hacían imposible para la sociedad civil vivir con normalidad y comunicarse dentro de Cuba. Hay un gran número de beneficios, no únicamente la liberación de prisioneros, que obviamente vemos con mucho positivismo, y que continuaremos discutiendo, pero creo que hay otros beneficios para los grupos, como las Damas de Blanco, aunque tomará algún tiempo”, destacó Psaki.

Uno de esos primeros pasos será el nombramiento de un embajador estadounidense en Cuba, una acción que podría encontrar fuerte oposición dentro del Congresos estadounidense.

XS
SM
MD
LG