Enlaces para accesibilidad

Japón: agua contaminada no afecta


Socorristas continúan las labores de ayudar a los ciudadanos japoneses a realizar pruebas para detectar indicios de exposición a la radiactividad.

Socorristas continúan las labores de ayudar a los ciudadanos japoneses a realizar pruebas para detectar indicios de exposición a la radiactividad.

Las autoridades informaron que los niveles de yodo radioactivo eran 5 millones de veces más altos que el límite legal.

Japón negó que desechar al mar el agua radiactiva del reactor nuclear de la planta de Fukushima Dai-ichi represente problemas inmediatos para la salud o viole el derecho marítimo internacional.

Este martes fueron detectados niveles de radiactividad varios millones de veces superiores a los normales en el mar cercano a la planta de Fukushima, donde los técnicos vierten al mar miles de toneladas de agua con menores niveles de radiactividad.

El canciller japonés Takeaki Matsumoto dijo este martes 5 de abril de 2011 que Japón ha hecho todo por minimizar la contaminación del océano y prometió informar de sus decisiones a la comunidad internacional, según las normas de Naciones Unidas (ONU).

Por su parte, el gobierno de Corea del Sur ha expresado preocupación de que la liberación de miles de toneladas de agua con altos niveles de radiación pueda llegar a su costa.

La empresa de energía eléctrica de Tokio, TEPCO, que opera la planta, dijo que una lectura de los niveles de yodo radiactivo realizada el sábado indicó siete millones y medio de veces del límite legal en el mar cerca de la planta nuclear. Otra medición realizada este lunes detectó niveles 5 millones de veces superior el límite legal.

Más agua contaminada

Los técnicos nucleares de Japón reanudaron el bombeo de agua radioactiva de la planta nuclear de Fukushima Dai-ichi al océano, donde se ha informado de niveles de radioactividad varios millones de veces más de lo permitido.

Funcionarios de la Compañía de Energía Eléctrica de Tokio (TEPCO) informaron que hasta las 9 de la mañana de este martes 5 de abril de 2011, 2.800 toneladas de agua radioactiva ya han sido bombeadas al mar desde un almacenamiento temporal.

La compañía planea vaciar 10.000 toneladas de agua del tanque para hacer espacio para agua que está mucho más contaminada, la cual en la actualidad impide los trabajos de reparación en la planta.

Otras 1.500 toneladas de agua están siendo bombeadas desde dos depósitos cercanos. Los expertos sostienen que el agua contaminada se diluirá rápidamente el en el océano sin causar daños.

Las autoridades informaron que los niveles de yodo radioactivo eran 5 millones de veces más altos que el límite legal.

Japón agradece a Estados Unidos

Mientras tanto, el ministro de Defensa de Japón, Toshimi Kitazawa, visitó el portaaviones estadounidense USS Ronald Reagan para agradecer a su tripulación por la participación en los esfuerzos de ayuda al desastre tras el devastador terremoto y tsunami del mes pasado.

El funcionario japonés voló al portaaviones acompañado por el embajador estadounidense en Tokio, John Roos. En la oportunidad Kitazawa presentó una declaración del primer ministro Naoto Kan, expresando su aprecio personal a Estados Unidos por su apoyo en el esfuerzo denominado Operación Tomodachi, que significa “amigos” en japonés.

Kan elogió las fuerzas de Estados Unidos por servir en la operación con gran orgullo y pasión y dijo que ambos países son verdaderos amigos que comparten valores básicos como democracia y respeto por los derechos humanos.

El embajador Roos elogió a los supervivientes de los desastres del 11 de marzo por su calma dignidad y su fuerte espíritu.

XS
SM
MD
LG