Enlaces para accesibilidad

Japón: más seguridad nuclear


Las autoridades realizan pruebas de radiación en residentes de un refugio en Fukushima.

Las autoridades realizan pruebas de radiación en residentes de un refugio en Fukushima.

Una fuerza de tarea naval con más de 18 mil efectivos de Estados Unidos colabora en los esfuerzos de asistencia.

El gobierno de Japón ordenó implementar de inmediato nuevas medidas de seguridad en todas las plantas nucleares del país mientras las autoridades reconocían que todavía están lejos de controlar el dañado complejo nuclear de Fukushima.

La agencia de seguridad nuclear de Japón informó que detectó yodo radiactivo en una cantidad 3 mil veces superior al nivel permitido en el océano cerca de la planta nuclear de Fukushima.

Una muestra de agua, que registró los niveles más altos hasta el momento, fue recogida a unos 300 metros de la planta de Fukushima.

El primer ministro de Japón, Naito Kan, informó al parlamento sobre la situación y dijo que “no se puede tener ningún optimismo al momento” y que su gobierno continuará haciendo frente a la crisis “lo mejor que sea posible”.

Entretanto, el operador de la planta nuclear, la compañía eléctrica de Tokio, TEPCO, anunció que su director, Masataka Shimizu, está hospitalizado con síntomas de presión alta y que el presidente de la empresa, Tsunehiso Katsumata, se encargará de dirigir la respuesta a la crisis.

El primer ministro Kan, dijo al parlamento japonés que TEPCO no hizo los preparativos adecuados para el tsunami que dañó los sistemas vitales de refrigeración de la planta.

Se cree que la gigantesca ola que golpeó la planta alcanzó unos 12 metros de alto, más del doble del muro de protección de la planta.

Estados Unidos ofrece ayuda

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, volvió a llamar por teléfono al primer ministro Kan este mismo miércoles por la mañana, ofreciéndole todo tipo de ayuda que necesite para hacer frente a la crisis nuclear y al desastre natural, que han dejado hasta el momento más de 27.500 muertos o desaparecidos en Japón.

Una fuerza de tarea naval con más de 18 mil efectivos de Estados Unidos colabora en los esfuerzos de asistencia.

Por su parte, el presidente francés Nicolas Sarkozy viajará a Tokio el jueves 31 de marzo de 2011 para ofrecer el apoyo de su país.

Expertos franceses están ayudando a controlar las fugas de radiación y a reparar los sistemas de enfriamiento de los 6 reactores nucleares de la planta.

Autoridades de la agencia nuclear japonesa dijeron que están trabajando de urgencia para determinar la causa exacta del aumento de yodo radiactivo en el agua de mar recogida el martes.

Los funcionarios dijeron que aunque la noticia es preocupante no significa una amenaza inmediata para la salud humana.

XS
SM
MD
LG