Enlaces para accesibilidad

Izquierda uruguaya define fórmula presidencial

  • Federica Narancio

El Frente Amplio obtuvo un nivel bajo de votación en las elecciones internas.

El Frente Amplio obtuvo un nivel bajo de votación en las elecciones internas.

Mujica derrotó a Astori en las elecciones internas del Frente Amplio. No obstante, ahora aseguraron que van a “dar batalla” para darle continuidad al gobierno del presidente Tabaré Vázquez.

La izquierda uruguaya definió su fórmula presidencial tras un demorado acuerdo entre el candidato presidencial por el gobernante Frente Amplio, José “Pepe” Mujica, y el senador Danilo Astori.

Mujica, quien derrotó a Astori en las elecciones internas del partido, dijo en la conferencia de prensa que ambos darán “batalla por continuar los logros del gobierno de Vázquez”, según informaron los medios de prensa uruguayos.

Astori, a su vez, aseguró que estará “donde el Frente lo quiera y si se entiende que tengo que integrar la fórmula, aquí estoy”.

El anuncio de que Astori será el candidato a vicepresidente fue “sobrio”, según un titular del periódico El País.

A una semana de las elecciones internas realizadas el 28 de junio, había preocupación dentro del Frente Amplio por la demora en la concreción de la fórmula presidencial.

Mujica, un ex guerrillero identificado con los sectores más radicales de la izquierda uruguaya, y Astori, de tendencia moderada, habían cruzado acusaciones previo a las elecciones internas, despertando dudas acerca de la unidad partidaria.

Aunque lo mismo se dio entre el candidato presidencial del Partido Nacional, Luis Alberto Lacalle, y su contrincante y ahora candidato a la vicepresidencia, Jorge Larrañaga, ellos acordaron la fórmula horas después del resultado de las elecciones internas.

Esta rápida definición fue vista como una señal de “unidad” partidaria, según destacaron varios politólogos en los medios de prensa uruguayos. Lo mismo dijo a la Voz de América el politólogo Ignacio Zuasnábar, de la consultora Equipos Mori, cuando fue entrevistado tras las elecciones internas.

También fue un “balde de agua fría” para el Frente Amplio el nivel bajo de votación que obtuvieron en las internas, destacó el senador frenteamplista Rafael Michelini en una columna publicada en el periódico La República.

“El resultado y la diferencia conseguida por el Partido Nacional fue una sorpresa para todos”, dijo Michelini, quien apoyaba la candidatura de Astori a la presidencia.

“Este dato, asociado a nuestro magro registro, debería hacernos reflexionar sobre la situación política actual y en particular, acerca de nuestra realidad electoral en el interior del país”, agregó.

Michelini dijo que “si no nos ponemos las pilas y corregimos varias cosas, cuanto antes, la victoria en octubre está comprometida y lo peor que podríamos hacer es negar los hechos que se expresan de forma contundente”.

Los politólogos han dicho que el éxito del Frente Amplio depende de que Mujica logre captar los votos del centro y demostrar que su gobierno le dará continuidad a la gestión del presidente Tabaré Vázquez.

Michelini señaló en su columna que este es un punto crucial que debe ser transmitido a los votantes.

“Debemos comunicar con total claridad y seguridad, que nuestro gobierno será, tal como lo es el gobierno de Tabaré Vázquez, un auténtico gobierno frenteamplista, que no habrá un gobierno bajo la supremacía de un sector en particular, para aventar dudas y suspicacias”, consideró.

“El primer paso en ese sentido, dado por nuestro candidato, el ‘Pepe’ Mujica, conformando un ámbito de discusión con representantes de cada sector frenteamplista, nos parece muy positivo”, agregó, en alusión al hecho de que Mujica mantuvo reuniones con distintos sectores del Frente Amplio en el correr de la última semana.

Ahora, con la fórmula Mujica-Astori resuelta, comienza la carrera electoral del Frente Amplio para las elecciones nacionales de octubre.

XS
SM
MD
LG