Enlaces para accesibilidad

Fallece el exprimer ministro Ariel Sharon

  • Voz de América - Redacción

Ariel Sharon durante una reunión en su oficina en Jerusalén en octubre de 2005.

Ariel Sharon durante una reunión en su oficina en Jerusalén en octubre de 2005.

El exmandatario israelí estaba ingresado en coma en un hospital en las afueras de Tel Aviv desde que sufrió un derrame cerebral en 2006. EE.UU. hace llegar sus condolencias.

Pésame de Barack Obama

A nombre de todos los estadounidenses, el presidente Barack Obama y su esposa, la primera dama Michelle Obama, expresaron este sábado sus condolencias a la familia del ex primer ministro Ariel Sharon y al pueblo israelí por el fallecimiento.

Obama dijo que EE.UU. reafirma su “inquebrantable compromiso con la seguridad de Israel y nuestro aprecio por la imperecedera amistad entre los dos países y pueblos”.

Seguimos esforzándonos por una paz y seguridad duraderas para el pueblo de Israel, agregó, incluido nuestro compromiso por el objetivo de que dos estados (israelí y palestino) vivan uno al lado del otro en paz.

“Mientras Israel dice adiós al primer ministro Sharon—concluyó—nos unimos al pueblo israelí en honrar el compromiso con su país”.
El exprimer ministro de Israel Ariel Sharon falleció este sábado a causa de complicaciones asociadas con el derrame cerebral que había sufrido hace ocho años y lo mantenía en coma en el hospital Sheba Medical Center-Tel Hashomer, cerca de Tel Aviv.

Sharon, quien tenía 85 años, fungió como primer ministro entre 2001-2006. Hace una semana, médicos del hospital habían indicado que sus riñones y otros órganos vitales habían comenzado a fallarle.

Durante décadas, primero como militar y luego como político, se le consideró una figura definitoria de muchos acontecimientos en Oriente Medio.

Como soldado se le atribuyeron acciones heroicas tras la creación del estado de Israel, mayormente en la llamada Guerra de Yom Kippur en 1973, pero también se le señala por la invasión de Líbano en 1982, durante la que las milicias libanesas masacraron a palestinos en los campos de refugiados de Sabra y Shatila.

Denis Ross, exnegociador de EE.UU. para el Oriente Medio, considera que la vida militar moldeó a Sharon. “Definitivamente llegó a creer que la única vía para la paz para los israelíes era que se les respetara por la fuerza”.


Como político también fue una figura controversial, y como miembro del gabinete promovió el establecimiento de asentamientos judíos en los territorios palestinos por lo que se le considera el “padre” de esa polìtica, lo que según el académico palestino Shkri Abed le granjeó aún más odio entre los árabes.

Al frente de la oposición en el 2000, Sharon visitó la Explanada de las Mezquitas, o Monte del Templo en la parte vieja de Jerusalén, a la que los árabes llaman Haram al-Sharif, y desató la ira de los palestinos que, como resultado, protagonizaron el levantamiento conocido como segunda Intifada.

Lea además: Reacciones internacionales

Tras asumir como primer ministro en 2001, su gobierno sofocó la revuelta en pocos años y empezó a trabajar en función de crear una barrera de seguridad que ahora separa a israelíes de palestinos.

Debido a ello en gran medida es recordado como un líder fuerte que no escatimó esfuerzos por defender a su pueblo, una tarea no exenta de decisiones difíciles como la adoptada en 2005 cuando supervisó la retirada de Israel de la Franja de Gaza.

Dejó el partido conservador Likud y ese año fundó la agrupación centrista Kadima en un esfuerzo por acopiar respaldo político para su controvertido plan de entregar el control a los palestinos de Gaza y partes de Cisjordania. “Yo puedo hablar y mirar a los ojos de los ciudadanos de Israel y convencerlos de hacer dolorosos compromisos”, indicó entonces.

Tras caer Sharon en coma en enero de 2006, Ehud Olmert asumió las riendas de Israel como primer ministro interino, y resultó electo al frente del gobierno tras la victoria del partido Kadima en los comicios de marzo de 2006.
XS
SM
MD
LG