Enlaces para accesibilidad

"Madre de todas las bombas" mató 36 milicianos de ISIS

  • Voz de América - Redacción

The GBU-43/B, también conocida como la "madre de todas las bombas" habría provocado la muerte de 36 milicianos.

El ataque de Estados Unidos contra una red de túneles en el este de Afganistán con el arma no nuclear más potente jamás empleada en combate por el ejército estadounidense mató a 36 combatientes del grupo extremista Estado Islámico, según dijeron el viernes las autoridades afganas.

Las muertes no han sido verificadas independientes, pero el portavoz del ministerio de Defensa afgano, Sawlat Wasiri, dijo que no hubo víctimas civiles. Varias cuevas y almacenes de municiones de la milicia radical quedaron destruidas.

También lea: Trump: "Exitoso" lanzamiento de "madre de todas las bombas".

"Ningún civil resultó herido y solo la base, que Daesh usa para lanzar ataques en otras partes de la provincia, fue destruida", dijo Wasiri en un comunicado.

Washington estima que hay entre 600 y 800 combatientes del EI en Afganistán, la mayoría en Nangarhar.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, definió la operación como una "misión muy, muy exitosa".

Hakim Khan, de 50 años, vecino del distrito de Achin donde ocurrió la explosión, celebró el ataque contra el grupo EI, afirmando: "Quiero 100 veces más bombas contra este grupo".

La bomba de 21.600 libras con 11 toneladas de explosivos se lanzó en torno a las 19:30, hora local desde un avión MC-130 , sobre un complejo de túneles en Nangarhar, donde operaba la filial afgana del grupo Estado islámico. El objetivo estaba cerca de la frontera con Pakistán y algunos habitantes paquistaníes dijeron haber oído la detonación.

La bomba, conocida oficialmente como GBU-43B, o MOAB (siglas en inglés de "arma de artillería aérea masiva" o de "madre de todas las bombas", como la apoda la Fuerza Aérea), nunca había sido usada en combate.

El expresidente afgano, Hamid Karzai, condenó el uso del arma en tierra afgana. "Esta no es una guerra contra el terror —dijo indignado en su cuenta de Twitter— sino el uso inhumano y más brutal de nuestro país como terreno de prueba para una nueva y peligrosa arma".

El hospital central en la provincia oriental de Nangarhar no recibió muertos o heridos del ataque, indicó Inamullah Meyakhil, portavoz del centro médico.

No hay propiedades civiles cerca del lugar donde impactó la bomba, indicó el gobernador del distrito, Ismail Shinwari.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG