Enlaces para accesibilidad

'Irene' causa millonarios daños

  • Voz de América - Redacción

En el West Side de Manhattan, en el centro de Nueva York, un taxi fue sorprendido por la inundación que afectó la ciudad.

En el West Side de Manhattan, en el centro de Nueva York, un taxi fue sorprendido por la inundación que afectó la ciudad.

Mientras el huracán Irene avanza en territorio de Canadá, aún se pronostican severas inundaciones en gran parte del noreste de Estados Unidos.

Las secuelas del paso del huracán Irene por el norte de Estados Unidos, se reflejan en por lo menos 21 muertos, 4,5 millones de personas sin energía eléctrica en sus hogares y puestos de trabajo, 9.000 vuelos cancelados, miles de escuelas y liceos cerrados este lunes 29 de agosto de 2011, transporte y un costo inicial estimado por compañías privadas de $7 mil millones de dólares sólamente en daños.

A esto se debe sumar las pérdidas en productividad, y los efectos de las inundaciones que aún se pueden producir, cuando la ahora debilitada tormenta tropical sigue su camino hacia el norte y se ecuentra en territorio canadiense donde ha dejado intensas lluvias.

En el norteño estado de Rhode Island, miles de casas sufrieron daños en la zona costera debido al intenso oleaje generado por la tormenta, en tanto en Montreal, Canadá, 300.000 personas están sin servicio de energía eléctrica en sus hogares.

En Nueva York, el servicio de subterrráneos ya se ha recuperado en una ciudad con 19 millones de habitantes donde la mayoría depende del transporte público para trasladarse, ya que millones de personas carecen de automóvil en la ciudad. Sin embargo, las conexiones con el norte de la ciudad y la mayor parte de los trenes en Nueva Jersey permanecen suspendidosdebido a las inundaciones.

"Esto aún no ha terminado", alertó el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien además declaró el estado de emergencia para los estados afectados por el huracán Irene, incluyendo Carolina del Norte, Virginia y Nueva York, para poner a disposición recursos federales para ayudar en los esfuerzos de respuesta.

“Muchos estadounidenses están aún en serio riesgo de apagones o inundaciones que podrían empeorar en los próximos días cuando los ríos se desborden" alertó el mandatario. "Entonces quiero que la gente entienda que esto no ha terminado. Los esfuerzos de respuesta y recuperación serán una operación constante y exhorto a los estadounidenses en áreas afectadas a que continúen escuchando las directivas de sus autoridades estatales y locales”.

Irene ya no tiene fuerza de huracán. La tormenta se desplazó a primeras horas de este lunes hacia Canadá, donde se prevén 20 centímetros de lluvia en Nova Scotia y New Brunswick.

Entre tanto se pronostican severas inundaciones en gran parte del noreste de Estados Unidos.

Se anticipa que los principales aeropuertos del área de Nueva York reabran este lunes, al igual que el servicio de trenes subterráneos de la ciudad.

El servicio de trenes de Amtrak, que une Washington DC con el este y noreste del país, incluyendo las rurtas a Nueva York y Boston, tendrán retrasos en su reapertura, debido a problemas de inundaciones, escombros y árboles caídos sobre los miles de kilómetros de vías que deben ser despejados.

XS
SM
MD
LG