Enlaces para accesibilidad

Enfrentamientos en calles de Teherán


El gobierno iraní acusa de traición, sedición y conspiración con “el extranjero” a los líderes opositores.

El gobierno iraní acusa de traición, sedición y conspiración con “el extranjero” a los líderes opositores.

Las autoridades iraníes dicen haber incomunicado a dos importantes líderes de la oposición, que según familiares y simpatizantes fueron encarcelados.

Fuerzas de seguridad y policías dispersaron con gases lacrimógenos a grupos de manifestantes en diversos sitios de Teherán, según informaron este martes varias páginas web de la oposición iraní.

De acuerdo con las fuentes, centenares de policías tomaron las calles de la capital y de otras ciudades del país, a fin de impedir una protesta convocada para demandar la liberación de líderes opositores presuntamente incomunicados por las autoridades.

Según los sitios web Kaleme y Sahamnews hubo choques "particularmente violentos" de las fuerzas de seguridad contra "pequeños grupos y algunos centenares de personas que se concentraron de manera esporádica" alrededor de la Universidad de Teherán y la gran plaza Azadi. Otra página web dijo que varios manifestantes fueron arrestados.

Todavía es confuso el paradero de dos destacados opositores, Hosein Musavi y Mehdi Karubi, quienes prácticamente han estado bajo retención domiciliaria desde que convocaron a protestas el pasado14 de febrero para solidarizarse con las revueltas en Túnez y Egipto.

Uno de los hijos de Karubi denunció el lunes que su padre fue sacado de la casa por la policía secreta iraní y trasladado junto con su esposa a un sitio desconocido.

De acuerdo con simpatizantes, los dos líderes fueron arrestados y llevados a la prisión de Heshmatieh, al oriente de la capital, aunque el fiscal general iraní, Gholam Mohseni Ejehi, lo negó y atribuyó el rumor a medios de prensa “enemigos”.

Sin embargo, Ejehi dijo que las autoridades habían bloqueado las relaciones “personales y telefónicas” de ambos líderes de la oposición, y amenazó con que de ser necesario se tomarían otras medidas de fuerza sin especificar cuáles.

El régimen del presidente Mahmud Ahmadineyad acusa de traición, sedición y conspiración con“el extranjero” a Musavi y Karubi después de que ambos denunciaron como fraudulentos los comicios de 2009.

Hace unos días, legisladores oficialistas pidieron a gritos en el Parlamento la pena de muerte para los dos líderes opositores por estar según ellos alentando a la "sedición".

Mientras tanto, sectores de la oposición tildan de hipócrita al gobierno por decir que apoya las revueltas en Egipto, Túnez y Libia bajo el supuesto de que se trata un “despertar islámico”, y a la vez reprime las protestas populares en su propio país.

XS
SM
MD
LG