Enlaces para accesibilidad

Irán: piden muerte para opositores


Manifestantes hacen la señal de victoria durante una demostración frente a la embajada iraní en Bruselas.

Manifestantes hacen la señal de victoria durante una demostración frente a la embajada iraní en Bruselas.

Legisladores oficialistas demandan la pena capital para líderes de las protestas del lunes en Teherán.

Legisladores oficialistas pidieron al gobierno de Irán que juzgue y condene a muerte a los líderes de la manifestación que la víspera fue reprimida por fuerzas de seguridad en las calles de Teherán durante una demostración en apoyo a las revueltas en Túnez y Egipto.

Miles de iraníes tomaron parte en la manifestación, la primera movilización popular desde 2009 contra el presidente iraní, Mahmoud Amadineyad, y que dejó un saldo de al menos una persona muerta y decenas de heridos y detenidos.

Durante una sesión abierta en el Parlamento, legisladores progubernamentales pidieron procesar como responsables de las protestas y aplicarles la pena capital a los líderes opositores Mir Hossein Musavi, Mahdi Karrubi y también el ex presidente Mohamad Jatami.

En Washington, el presidente de EE.UU., Barack Obama, criticó al gobierno de Irán por reprimir a los manifestantes y dijo que le parecía irónico que las autoridades de ese país hayan pretendido celebrar lo que pasó en El Cairo cuando ordenaron “disparar o golpear a personas que intentaban expresarse pacíficamente".

Medios de prensa en Teherán atribuyeron la violencia desatada durante la protesta a grupos de la oposición en el exilio, especialmente a la organización "Muyahidin Jalq" (Combatientes del Pueblo).

Sin embargo, la oposición denunció que las fuerzas de Seguridad emplearon gases lacrimógenos y armas para dispersar a los manifestantes y que decenas de personas fueron arrestadas.

Tras las violentas protestas populares ocurridas en 2009, el gobierno iraní juzgó a varios miembros de la oposición y más de 80 personas fueron sentenciadas a penas de seis meses a 15 años de cárcel.

Las protestas de 2009 surgieron debido a denuncias de que los comicios en los que resultó reelecto el presidente Amadineyad habían sido fraudulentos. Según cifras oficiales, las muertes ascendieron entonces a 30 personas, pero según la oposición fueron muchas más.

XS
SM
MD
LG