Enlaces para accesibilidad

Insultos en el Parlamento iraní


Las autoridades movilizaron a numerosos policías para impedir la demostración.

Las autoridades movilizaron a numerosos policías para impedir la demostración.

Se reportan choques entre manifestantes y la policía durante una marcha prohibida para apoyar a egipcios y tunecinos.

El presidente del Parlamento iraní Alí Larijani y los diputados de la mayoría conservadora lanzaron violentos ataques verbales contra los jefes de la oposición, un día después de manifestaciones que según la policía dejaron un muerto y nueve heridos.

Los diputados gritaron "muerte a Estados Unidos", "muerte a Israel", pero también "muerte a Musavi, Karubi y Jatami" (el ex presidente reformador) durante la sesión parlamentaria.

Miles de activistas de la oposición iraní se lanzaron a las calles de Teherán un día antes en apoyo a las revueltas de Túnez y Egipto, y según reportó la agencia de noticias iraní Fars, al menos una persona murió baleada y varias resultaron heridas en enfrentamientos.

Un sitio web de la oposición informó que decenas de manifestantes fueron arrestados después que las autoridades advirtieron que la movilización no estaba autorizada y desplegaron un impresionante dispositivo policial.

Entre los detenidos por el régimen iraní se encuentra el diplomático español Ignacio Pérez Cambra, retenido durante al menos cuatro horas en Teherán. España calificó de 'grave' el incidente y llamó a consultas al embajador de Irán en Madrid para pedir explicaciones.

Según testigos, las fuerzas antimotines dispararon gases lacrimógenos contra la multitud en la capital del país y hubo choques entre los manifestantes y la policía.

También dijeron que se escucharon gritos de “Muerte al dictador” durante las protestas, que continuaban al atardecer en Teherán, en tanto que otras demostraciones transcurrieron en calma.

La secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, apoyó directa y claramente las aspiraciones del pueblo iraní, elogió el "coraje" de los manifestantes de este lunes, y llamó al gobierno de Irán a seguir el ejemplo de Egipto.

"Apoyamos los derechos universales del pueblo iraní. Merecen los mismos derechos" que los exigidos por los manifestantes que ayudaron al derrocamiento del presidente egipcio Hosni Mubarak, dijo Clinton a la prensa en Washington.

Las manifestaciones hicieron recordar las violentas protestas ocurridas durante semanas tras la reelección del presidente Mahmud Ahmadineyad en los comicios de 2009.

El líder supremo de Irán, el Ayatola Ali Khamenei ha dicho que las revueltas en Túnez y Egipto fueron contra gobernantes aliados de Occidente y que representan un “despertar islámico” inspirado en la revolución de 1979 que derrocó al Sha de Irán.

Pero la oposición iraní ve en los ejemplos de Túnez y Egipto réplicas de las protestas llevadas a cabo en Irán en 2009 para rechazar los resultados de unas elecciones que según ellos fueron fraudulentas.

XS
SM
MD
LG