Enlaces para accesibilidad

Demócratas dan plazo de 2 meses a Irán

  • Voz de América - Redacción

Los senadores Robert Menéndez y Bob Corker acompañan al secretario de Estado, John Kerry, durante una audiencia en el Senado en septiembre de 2014.

Los senadores Robert Menéndez y Bob Corker acompañan al secretario de Estado, John Kerry, durante una audiencia en el Senado en septiembre de 2014.

Un grupo de senadores ha enviado una carta a la Casa Blanca en la que dicen no apoyarán nuevas sanciones a Irán hasta por lo menos fines de marzo.

Un grupo de importantes senadores demócratas ha comunicado a la Casa Blanca que escucharán la surgerencia del presidente Barack Obama, de evitar más sanciones a Irán mientras continúan las negociaciones.

Los senadores Robert Menéndez y Mark Kirk, coautores de un proyecto para sancionar a Irán, dijeron el martes en una audiencia de la Comisión de Banca del Senado, que ellos y muchos otros demócratas apoyan la decisión de esperar y que la misma ha sido comunicada en una carta dirigida al presidente Barack Obama.

"Esta mañana muchos de mis colegas demócratas y yo enviamos una carta al presidente diciéndole que no vamos a apoyar la aprobación del proyecto en el pleno del senado hasta después del 24 de marzo y solo si no hay acuerdo político marco porque como lo decimos en la carta, nos mantenemos esperanzados en que la diplomacia triunfe en revertir la habilidad de Irán de desarrollar armas nucleares", dijo Menéndez.

El senador, no obstante, advirtió que de no lograrse un acuerdo en estos dos meses, buscarán que el Congreso estadounidense apruebe el proyecto de sanciones.

El gobierno del presidente Obama se mostró complacido con la decisión de los senadores demócratas.

"Nuevas sanciones en este momento son innecesarias y están lejos de fortalecer las negociaciones, pondrían un riesgo fatal a nuestra diplomacia, haciendo que un acuerdo sea menos posible, enredando un régimen de sanciones que muchos en esta rama han trabajado fuerte para establecer", argumentó el subsecretario de Estado, Antony Blinken.

Por su parte, los republicanos del Congreso están presionando para imponer más sanciones en vista de la reticencia iraní para firmar un acuerdo que ponga límites claros a su programa nuclear, el cual se sospecha es usado para fabricar armas nucleares.

La Casa Blanca y el Departamento de Estado han pedido dar tiempo a las negociaciones, y han advertido que la imposición de nuevas sanciones podría descarrilar el proceso entre Irán y el llamado grupo P5+1, formado por las potencias occidentales y China.

En un mensaje de desafío al pedido de Obama, el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, anunció la semana pasada la invitación para que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu –fuerte crítico de la negociación con Irán—se dirija al Congreso en pleno sobre ese tema. Netanyahu adelantó su complacencia por la invitación.

Las conversaciones diplomáticas con Irán se han extendido hasta julio, pero la meta es alcanzar un acuerdo marco para fines de marzo.

Obama ha amenazado con vetar cualquier nueva sanción legislativa mientras continúen las negociaciones.

XS
SM
MD
LG