Enlaces para accesibilidad

Militantes buscan un califato sin fronteras

  • Voz de América - Redacción

Imágen tomada de un video colgado en las redes sociales de militantes del EIIL.

Imágen tomada de un video colgado en las redes sociales de militantes del EIIL.

El Estado Islámico de Irak y el Levante es un grupo de sunitas extremistas con la meta de crear un estado islámico o califato en Irak y Siria y posiblemente otras partes del Medio Oriente.

Los militantes iraquíes conocidos como el Estado Islámico de Irak y el Levante, EIIL, han tomado control de la mayor refinería de petróleo de Irak, además de un banco central y por lo menos 12 pueblos y ciudades, incluyendo Mosul, la segunda ciudad más grande del país.

El Estado Islámico de Irak y el Levante es un grupo de sunitas extremistas con la meta de crear un estado islámico o califato en Irak y Siria y posiblemente otras partes del Medio Oriente.

El grupo surgió de las cenizas del Estado Islámico de Irak que era dirigido por Abu Musab al-Zarqawi, un militante jordano muerto en 2006.

Después de su muerte, el grupo se desintegró y resurgió como al-Qaeda en Irak. Cuando su actual líder, el iraquí Abu Bakr al-Bagdhdadi, fue liberado de una prisión estadounidense en 2008, reconstituyó el Estado Islámico de Irak, el grupo de al-Zarqawi, agregando la palabra Levante o Gran Siria.

Loretta Napoleoni, una experta en financiamiento de terrorismo dice que la adición de Siria al nombre del grupo militante fue una decisión estratégica y financiera por parte de Bagdhdadi.

“La misma gente que patrocinó a al-Zarqawi estaba patrocinándolo a él para luchar contra el régimen de Assad, porque quería un cambio de régimen en Siria. Pero en realidad lo que él hizo fue usar el dinero como una fuente de recursos para comenzar su independencia financiera para financiar su retorno a Irak”, dice Napoleoni.

Ken Pollack, experto en seguridad nacional en la Institución Brookings en Washington, dice que “aunque son una rama de al-Qaeda, se han separado de al-Qaeda y tenemos algunos informes confiables de que han luchado también con el grupo afiliado de al-Qaeda en Irak.

Pollack asegura que “el grupo afiliado a al-Qaeda aun recibe órdenes de Ayman al-Zawahiri y del liderazgo de al-Qaeda en Pakistán. EIIL hace lo propio. Pero comparte la misma forma virulenta de ideología islamista, está absolutamente decidido a luchar contra los chiitas y por supuesto Irak está gobernado por chiitas”.

Se estima que los militantes tienen miles de combatientes, muchos de los cuales son occidentales que creen en la visión de un califato sin fronteras. Bagdad tiene la esperanza de que los militantes puedan ser detenidos antes de que se llegue a eso.
XS
SM
MD
LG