Enlaces para accesibilidad

Estado islámico destroza museo

  • Voz de América - Redacción

Un video presuntamente muestra a extremistas destrozando piezas de hasta dos mil años de antigüedad en un museo de Mosul, Irak.

No parece haber límite a las atrocidades cometidas por islamistas radicales en su intención de crear un mundo acorde a su propia interpretación del islam.

Mientras extremistas del Estado islámico continúan su camino destructivo, expertos dicen que están dispuestos a destruir lo que sea que no encaje con su visión.

El Estado islámico publicó un video el jueves que al parecer muestra militantes destruyendo artefactos antiguos en la norteña ciudad iraquí de Mosul.

Algunas obras tenían más de dos mil años de antigüedad y su valor era incalculable.

La directora general de la Agencia de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Irina Bokova, condenó el "ataque deliberado contra la milenaria historia y la cultura de Irak ", que calificó de una incitación inflamatoria a la violencia y el odio.

Uno de los hombres que aparecen en el video de cinco minutos dice que las estatuas fueron destruidas porque eran ídolos religiosos de los asirios y los arcadios, antiguos pueblos politeístas.

El individuo señala que el profeta Mahoma ordenó la destrucción de todos esos símbolos religiosos.

El Estado islámico sigue una estricta versión del Islam suní y no tolera lo que ve como la desviación del Corán.

El video recuerda una situación militar de parte de otro grupo extremista islámico, la destrucción de las estatuas conocidas como Budas de Bamiyan por el régimen talibán en Afganistán en 2001.

El grupo ha destruido lugares sagrados de los musulmanes chiítas y sufíes, así como iglesias cristianas en las partes de Irak y Siria bajo su control.

Pero es la destrucción de la vida humana la que preocupa más al mundo que la destrucción material.

Los extremistas han publicado espeluznantes de su campaña terrorista, incluyendo decapitaciones de secuestrados.

El embajador de Estados Unidos para la Libertad Religiosa Internacional, David Saperstein, dijo a una cadena de televisión que los extremistas están destruyendo diversas comunidades en Irak y Siria, que han vivido tradicionalmente en paz y respeto mutuo.

"Ellos quieren imponer en todo el mundo una visión extremista monolítica del Islam y están dispuestos a expulsar o matar a los que no están de acuerdo con ellos", dijo Saperstein.

Musulmanes que piensan de manera diferente no se salvan de la brutalidad, ni tampoco mujeres o niños.

"Los niños de las minorías han sido capturados, en muchos lugares, donde el llamado ISIL (Estado islámico) tiene sus puntos fuertes, siendo vendidos en mercados con etiquetas, etiquetas de precios en ellos, como esclavos", dijo Renate Winter, del Comité de la ONU sobre los Derechos del Niño.

La ONU informó que los niños capturados por Estado islámico enfrentan un destino brutal.

"Hemos tenido reportes de niños, especialmente los niños con problemas mentales, que han sido utilizados como terroristas suicidas, probablemente sin su comprensión. Hubo un video que mostró niños de muy corta edad, aproximadamente ocho años y o menos, que ya estaban entrenado para convertirse en niños soldados", dijo Winter.

Sin embargo, la propaganda islamista radical parece apelar a algunos jóvenes musulmanes en todo el mundo. Mientras los gobiernos trabajan para evitar que occidentales se unan al Estado islámico en Siria, muchos están pidiendo mayores esfuerzos para luchar contra la radicalización.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG