Enlaces para accesibilidad

Ataques aéreos consolidan posición cerca de presa

  • Voz de América - Redacción

Una columna de humo se levanta en la presa Mosul, lugar de ataques aéreos estadounidenses contra posiciones de Estado Islámico.

Una columna de humo se levanta en la presa Mosul, lugar de ataques aéreos estadounidenses contra posiciones de Estado Islámico.

El Pentágono informa de 15 nuevos ataques cerca de la presa Mosul. Presidente Barack Obama confirma que la estructura está bajo el control de fuerzas iraquíes.

Una nueva ronda de ataques aéreos estadounidenses en el norte de Irak buscan ayudar a las fuerzas iraquíes a recuperar el control de la presa de Mosul y evitar una posible rotura, informó el 18 de agosto el Pentágono.

El Comando Central de Estados Unidos señaló que cazas, bombarderos y drones efectuaron 15 ataques alrededor de la presa, impactando posiciones de Estado Islámico (EI), artillería antiaérea y otras armas del grupo extremista.

El presidente Barack Obama y el vicepresidente Joe Biden se reunieron con el equipo de seguridad nacional este lunes para discutir los últimos acontecimientos en Irak, se informó.

La Casa Blanca notificó por carta al Congreso el domingo que aviones de guerra estadounidenses están llevando a cabo ataques destinados a ayudar a fuerzas de seguridad iraquíes a recuperar el control de la presa.

El portavoz del Pentágono, coronel de Ejército Steve Warren, dijo el lunes que EE.UU. no tiene ninguna indicación de falla inminente de la represa, pero está decidido a impedir esa posibilidad, lo que de llegar a ocurrir supondría una catástrofe humanitaria a las poblaciones a lo largo del río Tigris.

El portavoz del Ejército iraquí en Bagdad dijo que las fuerzas iraquíes y kurdas habían recuperado el control de la presa de militantes de Estado Islámico, pero Warren dijo que era demasiado pronto para llegar a esa conclusión.

Consultado sobre si el control de la presa estaba de vuelta en manos del gobierno iraquí, Warren dijo que “esa operación está en curso, así que no estoy preparado para decir eso todavía”.

Warren dijo que los ataques aéreos de EE.UU. son parte de una misión más amplia orientada a la protección del personal y las instalaciones de EE.UU. y la prevención de los desastres humanitarios.

“Nuestra misión es atacar objetivos de [EI] y establecer las condiciones para que el gobierno [iraquí] tome el control de la presa”, dijo Warren.

“Lo que queremos hacer es prevenir que lleguen refuerzos de [Estado Islámico] y reducir sus defensas con el fin de ayudar a las fuerzas iraquíes a maniobrar alrededor de la presa”, añadió.

Los 15 ataques aéreos de EE.UU. el lunes se suman a 16 el domingo y nueve el sábado.

El Pentágono se negó a identificar los tipos específicos de las aeronaves utilizadas en los ataques aéreos alrededor de la presa de Mosul, citando restricciones impuestas por los países de Medio Oriente que están permitiendo a EE.UU. utilizar sus bases aéreas.

XS
SM
MD
LG