Enlaces para accesibilidad

Irak comienza sus protestas


En Bagdad los manifestantes también se enfrentaron en numerosas ocasiones con los agentes del orden, abatieron vallas y apedrearon a la fuerza pública.

En Bagdad los manifestantes también se enfrentaron en numerosas ocasiones con los agentes del orden, abatieron vallas y apedrearon a la fuerza pública.

Irak es el último país árabe en sumarse a las protestas contra sus gobiernos. Siete personas han perdido la vida en las protestas.

Las manifestaciones han comenzado a cobrar presencia también en Irak, donde miles de personas marcharon ante los edificios gubernamentales con violentas protestas, al compás del resto de países en el mundo árabe.

Dos ciudades del norte fueron testigos de la represión de las fuerzas de seguridad que acabaron disparando y mataron a seis manifestantes en un intento por contener al público.

En Bagdad los manifestantes también se enfrentaron en numerosas ocasiones con los agentes del orden, abatieron vallas y apedrearon a la fuerza pública.

"Queremos una buena vida como seres humanos, no como animales", dijo Jalil Ibrahim, de 44 años, uno de los 3.000 manifestantes congregados en Bagdad.

La capital de Irak quedó prácticamente paralizada. Los soldados, desplegados en grandes contingentes, registraron a los opositores que intentaban llegar a la plaza y cercaron el lugar y las calles aledañas con alambre de púas.

El refuerzo de la vigilancia refleja la preocupación de las autoridades iraquíes de que las manifestaciones pudieran cobrar fuerza como lo hicieron en Egipto y Túnez.

Varios helicópteros militares sobrevolaron la plaza mientras diversos vehículos y camiones de las fuerzas armadas tomaron posiciones en ese lugar, donde unos 600 manifestantes con banderas iraquíes gritaban "No al desempleo" y "No al mentiroso de al-Maliki" en referencia al primer ministro.

Yemen intenta negociar

El presidente de Yemen Alí Abdalá Saleh rechazó las demandas populares de renuncia y renovó su propuesta de diálogo con los opositores.

Tras una semana y media de marchas en las que han muerto nueve personas, Saleh ha ordenado al ejército que dispare contra los manifestantes "sólo en caso de defensa propia".

Abdalá Saleh, aliado de Estados Unidos, gobierna desde hace tres décadas el país más pobre del mundo árabe.

XS
SM
MD
LG