Enlaces para accesibilidad

A discusión desafíos de Internet

  • Voz de América - Redacción

El primer ministro británico, David Cameron, llamó a proteger la libertad de expresión.

El primer ministro británico, David Cameron, llamó a proteger la libertad de expresión.

Comenzó en Londres conferencia internacional para debatir desde el libre acceso a la red y la libertad de expresión hasta los ciberataques.

Representantes de unos 60 países, de firmas tecnológicas, blogueros y expertos en seguridad se reúnen en una conferencia internacional de dos días desde este martes 1 de noviembre en Londres para discutir los retos planteados por Internet.

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que esta reunión tiene lugar en un "momento crucial, un punto de inflexión en la historia del ciberespacio".

"El número de personas en línea está a punto de dar un salto enorme, y los países tendrán que tomar algunas decisiones importantes acerca de cuáles son los principios y las políticas que adoptarán", dijo el vicepresidente, al tiempo que instó a los países a unirse a Estados Unidos en su apuesta por una red libre y construida en base a un consenso global con "valores universales y normas compartidas".

"Como el presidente Obama dijo en nuestra estrategia internacional, Estados Unidos ofrece hoy en día una invitación a asociarse", sostuvo Biden.

"Estamos apelando a países de todo el mundo, así como al sector privado y la sociedad civil, para construir un consenso en torno a los ideales que he mencionado hoy: la seguridad y la apertura, la transparencia y la rendición de cuentas, la innovación, la libertad y, sobre todo, un compromiso para trabajar conjuntamente para gobernar el ciberespacio de una manera que sea consistente con los principios internacionales de larga data".

La conferencia de Londres, a la que a última hora se ausentó la secretaria de estado, Hillary Clinton, por razones personales, abarca una amplia agenda de asuntos prioritarios entre los que sobresale el de la seguridad y las formas de atajar los crecientes ataques informáticos a gobiernos, empresas e individuos.

El primer ministro británico, David Cameron, dijo por su parte que se necesita "alcanzar un equilibrio entre las demandas de seguridad y la necesidad de proteger la libertad de expresión" al tiempo que recalcó que no se puede dejar el ciberespacio "en manos de criminales y terroristas”.

En el discurso de apertura del foro, el ministro de relaciones exteriores del Reino Unido, William Hague, se pronunció a favor de que se preserven los beneficios de la era digital y la libertad de acceso a la red y porque se reduzcan los delitos que se comenten en el ciberespacio.

"Debemos aspirar a un futuro en que el ciberespacio no sea deformado por el control gubernamental y la censura, un espacio donde la innovación y la competitividad florezcan, y donde las inversiones y la empresas tengan su recompensa", dijo Hague.

El canciller británico hizo un llamado de alerta contra los países que tratan de restringir el acceso a la red y calificó de inaceptable la visión de algunos gobiernos que suprimen además de Internet las redes telefónicas y sociales, especialmente en momentos de convulsión.

Hague puntualizó que el Reino Unido siempre estará de parte de las personas que aspiren a la libertad política y económica, en alusión al papel desempeñado por los modernos medios digitales durante la llamada Primavera Árabe, y dijo que cada vez será más difícil para los Estados poner freno a las demandas de sus ciudadanos de manifestarse por Internet.

Sin embargo, indicó que se precisan reglas y principios básicos para evitar que la red se inunde de actividades delictivas y ataques cibernéticos.

Dos de los países participantes, China y Rusia han sido acusados en el pasado de estar detrás de varios de esos ataques.

XS
SM
MD
LG