Enlaces para accesibilidad

Locutores piden perdón por falsa llamada


 Los locutores Mel Greig, izquierda, y su compañero Michael Christian se presentaron en un programa de televisión y expresaron públicamente su tristeza por lo ocurrido y pidieron perdón.

Los locutores Mel Greig, izquierda, y su compañero Michael Christian se presentaron en un programa de televisión y expresaron públicamente su tristeza por lo ocurrido y pidieron perdón.

Continúan las investigaciones sobre las causas de la muerte de la enfermera que comunicó a los DJ’s para conseguir información sobre la duquesa de Cambridge.

Completamente consternados y con un llanto incontrolable, los dos locutores australianos, autores de la llamada falsa para indagar sobre el estado de salud de la duquesa de Cambridge, pidieron perdón y señalaron que "nunca" pensaron que su broma iría tan lejos.

Este pronunciamiento público se realizó, luego de que el viernes apareciera muerta la enfermera que transfirió inocentemente la llamada telefónica de los locutores a una colega, quien reveló detalles sobre la recuperación de los malestares de embarazo que Kate Middleton padecía y por los que tuvo que permanecer hospitalizada.

Aunque las autoridades todavía no han confirmado las causas de la muerte de Jacintha Saldanha, los indicios hacen suponer que se suicidó por la tensión generada por la filtración de información considerada confidencial, en cuyo caso, parte de la responsabilidad recaía sobre la enfermera.

Con la voz entrecortada, la conductora Mel Greig de la estación de radio 2DayFM, junto a su compañero de cabina Michael Christian, expresaron que no existe un minuto en que no piensen en la familia de Saldanha y el difícil momento que deben estar atravesando.

A raíz de lo sucedido, los programas en donde se difundió la llamada de broma en la que los locutores se hicieron pasar por la Reina Elizabeth y el príncipe Carlos han sido cancelados del aire y los locutores están suspendidos, mientras reciben tratamiento sicológico.

El martes realizarán una autopsia a Saldanha para determinar las causas de su muerte.

Por su parte, el hospital King Edward VII, donde trabajaba la enfermera, ha abierto un fondo público para recaudar dinero para la familia de Saldanha.

Saldanha deja a su esposo Ben Barboza y dos hijos. “Estoy devastado por la trágica pérdida de mi adorada esposa Jacintha en esta trágica circunstancia", escribió Barboza en su cuenta de Twitter. También informó que el cuerpo de Saldanha sería llevado a Shirva, India.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG