Enlaces para accesibilidad

Brazo de al Qaeda al acecho en Siria

  • Voz de América - Redacción

Un rebelde sirio dispara contra posiciones gubernamentales en Qastal Harami, en Aleppo, donde el grupo terrorista al-Nusra amenaza con robarse la revolución.

Un rebelde sirio dispara contra posiciones gubernamentales en Qastal Harami, en Aleppo, donde el grupo terrorista al-Nusra amenaza con robarse la revolución.

Al-Nusra apunta a revivir el Califato Islámico, un sistema de gobierno establecido en el Islam en el que se gobierna de acuerdo a la ley constitucional y religiosa, o sharia.

En medio de las señales de deterioro del régimen de Bashar al-Assad en Siria, la preocupación de Estados Unidos y las grandes potencias por lo que pueda venir en ese país, se vuelve hacia el frente al-Nusra, el brazo de al Qaeda.

Su rápido crecimiento y creciente popularidad en una nación que se ha vuelto más religiosa a medida que la revuelta, fundamentalmente liderada por suníes, hace temer una confrontación prolongada y letal con Occidente y, quizá, con Israel.

Al-Nusra apunta a revivir el Califato Islámico, un sistema de gobierno establecido en el Islam en el que se gobierna de acuerdo a la ley constitucional y religiosa, o sharia.

Esa perspectiva alarma a muchos en Siria, desde los cristianos, los alauitas y los chiitas minoritarios, hasta los suníes tradicionalmente conservadores pero tolerantes que están preocupados porque al-Nusra intente imponer un mandato de estilo talibán.

Los miembros de Nusra se estiman en miles y el grupo es particularmente fuerte en la región norteña de Aleppo e Idlib, donde se han unido o realizado operaciones conjuntas con agrupaciones islámicas como Ahrar al-Sham y Liwa al-Tawhid.

Nusra se adjudicó el mes pasado 45 ataques en un sólo día en las provincias de Damasco, Deraa, Hama y Homs, en los que se reportaron docenas de muertos, incluidos 60 durante un único ataque suicida con bomba.

El temor a una represión con fundamento religioso ya ha llevado a los kurdos a atrincherarse en su distrito en la ciudad de Aleppo y estuvo detrás de los feroces enfrentamientos entre combatientes kurdos y de al-Nusra en el pueblo fronterizo de Ras al Ain en noviembre.

Las ideas de al-Nusra también chocan con las de una nueva coalición opositora siria que fue reconocida recientemente por docenas de países como una alternativa al régimen de Assad y que está comprometida con el establecimiento de un Gobierno democrático.

XS
SM
MD
LG