Enlaces para accesibilidad

Comunidad de inmigrantes hispanos alarmada por redadas

  • Voz de América - Redacción

La Casa Blanca niega que la política haya sido un factor en la decisión de funcionarios de Seguridad Nacional para realizar las redadas.

La Casa Blanca niega que la política haya sido un factor en la decisión de funcionarios de Seguridad Nacional para realizar las redadas.

121 indocumentados, en su mayoría familias y niños centroamericanos, son arrestados principalmente en Georgia, Texas y Carolina del Norte.

Las redadas de indocumentados que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de Estados Unidos realizó el fin de semana han creado un clima de temor y alarma en la comunidad inmigrante.

Los medios hispanos y las redes sociales se vieron inundadas el lunes por noticias y conjeturas sobre las redadas, que según el secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, estuvieron enfocadas en familias y niños centroamericanos que fueron detenidos después del 1 de mayo del 2014 tras cruzar la frontera de manera ilegal.

Los detenidos tenían órdenes finales de deportación y habían agotado las posibilidades de regularizar su situación migratoria.

De acuerdo al secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, 121 inmigrantes, la mayoría familias, fueron arrestadas principalmente en los estados de Georgia, Texas y Carolina del Norte.

No se ha dicho cuántos son padres o hijos, ni tampoco se han dado a conocer las nacionalidades, pero el Ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Carlos Raúl Morales, dijo que al menos 26 guatemaltecos con órdenes finales de deportación, muchos de ellos familiares, habrían sido detenidos.

No obstante, abogados y expertos en migración invitados por las cadenas hispanas de televisión urgieron a todos los indocumentados a tomar precauciones y a enterarse de sus derechos, advirtiendo que aunque las redadas están enfocadas en los inmigrantes recientes, todos los que no tienen documentos corren algún peligro de ser detenidos.

En las redes sociales hubo reportes de que algunas de las redadas tuvieron lugar en los lugares que frecuentan los hispanos, como supermercados y tiendas hispanas. Tales informaciones no han sido confirmadas.

El secretario Johnson reiteró que las prioridades del Departamento de Seguridad Nacional no han cambiado.

"Esto no debe ser una sorpresa. Durante meses, he dicho públicamente que personas que caben dentro de las prioridades que tenemos al momento de aplicar la ley, como familias y niños no acompañados, serán deportados", dijo Johnson.

Johnson advirtió que las fronteras de Estados Unidos no están abiertas a la inmigración ilegal: "si es que vienes ilegalmente, te deportaremos conforme a nuestras leyes y valores", sentenció.

Kica Matos, representante de la red Movimiento para una Reforma Migratoria Justa, que agrupa a 45 organizaciones en 35 estados dijo que "las declaraciones del secretario Johnson, tratando de justificar (el operativo) que ha aterrorizado familias ... son verdaderamente alarmantes.

"Deportar a estas familias a condiciones espantosas no es una respuesta razonable o racional a esta crisis", señaló.

Un funcionario de Seguridad Nacional que habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado para hablar sobre el asunto dijo que el operativo del sábado y el domingo ya ha terminado.

Johnson, sin embargo, aclaró que redadas como estas seguirán ocurriendo en el futuro cada vez que lo "consideremos apropiado".

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG