Enlaces para accesibilidad

"Ley debe cambiar para agilizar deportaciones"


Según el experto en inmigración el Congreso debe cambiar la ley de inmigración porque las autoridades se ven obligadas a seguir un proceso de deportación de menores que puede prolongarse por meses.

Según el experto en inmigración el Congreso debe cambiar la ley de inmigración porque las autoridades se ven obligadas a seguir un proceso de deportación de menores que puede prolongarse por meses.

La Voz de América conversó con el experto en leyes inmigratorias, Robert “Bob” MacCauley, sobre la crisis de los niños solos que cruzan la frontera y sus procesos migratorios.

Las soluciones para la crisis humanitaria de miles de niños que cruzan ilegalmente la frontera de Texas con México tienen que ser estructurales y permanentes, pero además deben surgir de un acuerdo político entre demócratas y republicanos.

Ese es el concepto básico expresado por el abogado experto en inmigración, Robert “Bob” MacCauley, en entrevista con la Voz de América y en la que destacó que una ley que está vigente en la actualidad obliga al gobierno a seguir un proceso específico en el caso de deportaciones de menores.

“El Congreso tiene que evaluar esta ley y cambiarla para permitir que los mecanismos se agilicen porque actualmente las autoridades están obligadas a seguir varios pasos, que pueden tomar meses, antes de deportar un menor de edad”, dijo el abogado MacCauley.

Este tema, a su juicio, es el que ha provocado los mayores problemas en una crisis humanitaria que tiene que buscar una salida.

“El presidente Obama tiene que pedir que se cambie esa ley y hasta ahora no lo ha hecho, una orden ejecutiva no va a lograr resolver un problema que crece con los días”, acotó el experto en Inmigración.

Escuche la entrevista con Robert MacCauley.

MacCauley destacó que Estados Unidos debe enviar el mensaje correcto a las naciones centroamericanas que viven con violencia y pobreza.

“Ellos tienen que estar conscientes de que ingresar ilegalmente no ofrece ningún beneficio y que el enorme riesgo que corren no vale la pena”, destacó el abogado que acotó que los traficantes de seres humanos, “coyotes” como les conoce, “aprovechan la desinformación para convencerlos, prueba de ello es que cuando cruzan la frontera los inmigrantes se entregan a las autoridades de inmigración”.

Se calcula en los primeros seis meses de este año más de 52 mil niños han cruzado ilegalmente la frontera de Texas desde México.

XS
SM
MD
LG