Enlaces para accesibilidad

Indígenas de Perú piden ayuda


WWF sostiene que algunos miembros de la comunidad Candoshi presentan síntomas del desarrollo avanzado de Hepatitis B

WWF sostiene que algunos miembros de la comunidad Candoshi presentan síntomas del desarrollo avanzado de Hepatitis B

El cacique Ukama pidió en Lima, que las autoridades que declaren en emergencia la zona, y que financien un plan integral de atención de salud para su pueblo.

En el año 2000 se confirmaba una epidemia de Hepatitis B en la etnia amazónica Candoshi, en el Dátem del Marañon, una zona ubicada a más de 800 kilómetros al norte de Lima, la capital del Perú.

Un año después se iniciaba en la región amazónica peruana una campaña de combate a la enfermedad que se extendió por cinco años y de la cual participaron la agencia de Naciones Unidas, UNICEF y el Ministerio de Salud. El objetivo sobre todo era prevenir el contagio de la enfermedad vacunando a los recién nacidos.

Sin embargo en el pasado año 2008 UNICEF dejó de trabajar en la zona y de acuerdo con el cacique, o “apu” en la lengua nativa, Venancio Ukama, es necesaria alguna acción para controlar el avance de la enfermedad que según el líder indígena, amenaza con diezmar la población Candoshi, integrada por apenas 2.500 personas.

El cacique Ukama pidió en Lima, que las autoridades que declaren en emergencia la zona, y que financien un plan integral de atención de salud para su pueblo, que tendría un costo de unos 12 millones de dólares. "Queremos una respuesta positiva lo antes posible. Solicitamos al ministerio de Salud, al gobierno regional ir al lugar a diagnosticar", dijo Ukama hablando en su lengua nativa en una rueda de prensa.

La organización no gubernamental WWF, (World Wildlife Fund, o Fondo Mundial para la Vida Silvestre en español), que trabaja en el lugar, sostiene que el 80 por ciento de la población Candoshi se encuentra infectada con el virus de la Hepatitis B y que algunos miembros de la comunidad presentan síntomas del desarrollo avanzado de la enfermedad como anemias severas y cirrosis hepáticas.

"Desde que el único proyecto que los apoyaba anunció su retiro, el pueblo Candoshi se ha organizado porque es consciente de que la Hepatitis B los coloca en serio peligro de extinción", dijo la enfermera Geanina Lucana, quien trabaja en la zona para WWF.

XS
SM
MD
LG