Enlaces para accesibilidad

Miles de vuelos cancelados por el paso de Matthew

  • Voz de América - Redacción

El gobernador de Florida ha insistido a los habitantes de la Florida con orden de evacuar lo hagan de inmediato.

El gobernador de Florida ha insistido a los habitantes de la Florida con orden de evacuar lo hagan de inmediato.

Las autoridades en Florida y Carolina del Sur han emitido alertas de evacuación ante las posibles inundaciones que se avecinan con el paso de Mattew por la costa este.

El gobernador de Florida, Rick Scott, urgió este jueves a los habitantes del estado a "evacuar, evacuar, evacuar" y no esperar a que llegue el huracán Matthew.

Matthew se fortaleció este jueves mientras atraviesa las islas del norte de las Bahamas en camino a Florida, a donde se espera se acerque esta noche como huracán categoría 4.

Las autoridades en Carolina del Sur también emitieron alertas y el alcalde de Charleston, John Tecklenburg pidió a todos abandonar el pueblo donde se esperan de ocho a 14 pulgadas de lluvia.

El aeropuerto internacional de Palm Beach canceló todos sus vuelos de ingreso y salida por el paso del huracán.

"El tiempo se acaba", dijo el gobernador Scott. "No hay excusas para no evacuar. Tienen que salir".

A las 5:00 a.m. de este jueves, Matthew se encontraba a 95 kilómetros de Nassau y a 410 km de West Palm Beach, Florida, llevando vientos máximos sostenidos de 205 kph y moviéndose a 19 kph.

Su trayectoria prevista lo llevaría a pasar durante la mañana cerca de las islas Andros y New Providence en las Bahamas, sobre la isla Grand Bahama por la tarde, y por la noche se acercará a la costa de Florida.

"Tenemos que prepararnos para un golpe directo", dijo Scott al manifestar su preocupación de que la zona primero afectada sean las cercanías de la ciudad de Palm Beach.

"Desafortunadamente esto va a matar gente", advirtió.

Matthew es una de las tormentas más peligrosas de los últimos años y ya ha provocado la muerte de al menos 69 personas en Haití y otras más en República Dominicana a donde llegó como categoría 4.

En Florida, cerca de 2 millones de personas que viven en las áreas que se cree podrían ser afectadas por el huracán han sido puestas bajo órdenes de evacuación voluntaria — y en algunos casos, obligatoria— en anticipación a la llegada de la tormenta.

La salida de automóviles desde la costa hacia zonas más seguras al el oeste del estado creó congestionamientos en las carreteras y largas filas en las gasolineras, mientras los supermercados quedaron con sus estantes vacíos.

En muchos lugares las escuelas fueron canceladas por el resto de la semana y las cuadrillas de trabajadores de las empresas eléctricas se prepararon para atender eventuales cortes de energía.

De igual manera, miles de vuelos han sido cancelados y la empresa de transporte Amtrak ha suspendido el servicio de trenes.

El gobernador Scott dijo estar preocupado por los fuertes vientos que traerá Matthew, equivalentes o superiores a los de un tornado, y a la marea que, según él, puede llegar a subir entre 1.5 mt y 2,75 mt sin tomar en cuenta las olas.

XS
SM
MD
LG