Enlaces para accesibilidad

Postergan presentación de ley migratoria

  • Voz de América - Redacción

Millones podrían ser beneficiados con una reforma migratoria. Hoy se presentaría un proyecto de ley en el Senado.

Millones podrían ser beneficiados con una reforma migratoria. Hoy se presentaría un proyecto de ley en el Senado.

Primera audiencia ante el comité judicial estaba programada para el miércoles y ha sido aplazada para el viernes. El proyecto de ley contempla un estatus legal provisional y una multa de 500 dólares.

La presentación del proyecto de reforma migratoria, que ofrecería la posibilidad de obtener la ciudadanía a millones de inmigrantes que viven sin estatus legal en Estados Unidos se postergó, al parecer debido al atentado en la maratón de Boston,
según adelantara el senador John McCain, uno de los miembros del Grupo de los Ocho.

Originalmente el proyecto de ley se presentaría este martes, pero quedó formalmente postergado.

A primeras horas de la mañana solo se supo que la conferencia de prensa de los senadores fue cancelada, pero que la introducción del proyecto de ley se produciría sin alteración.

También se tenía estipulada una reunión de los senadores del Grupo de los Ocho con el presidente Obama, pero dicho encuentro tampoco figuró en la agenda de la Casa Blanca.

A esto se sumó la cancelación de una conferencia de prensa en la que los líderes y organizaciones comunitarias en Washington iban a responder al proyecto de ley presentado por los senadores.

El Comité Judicial del Senado debía realizar su primera audiencia sobre la iniciativa el miércoles por la tarde pero ha sido postergado para el viernes próximo.

Esa audiencia contaría con la participación de la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano.



Detalles del proyecto

La altamente anticipada propuesta también está destinada a cortar el flujo de inmigrantes indocumentados hacia el país, al crear decenas de miles de nuevas visas para trabajadores extranjeros no calificados.

Adicionalmente se invertirían miles de millones de dólares en nuevas medidas de control en las fronteras, incluyendo vigilancia con aviones no tripulados, vallas de seguridad y 3.500 agentes federales más encargados de aprehender a la gente que intenta ingresar ilegalmente desde México.

La propuesta establece que la mayoría de los inmigrantes indocumentados que llegaron a Estados Unidos antes del 31 de diciembre de 2011 podrían obtener un estatus de “registro provisional” seis meses después de promulgada la ley, luego de pagar una multa de $500 dólares e impuestos retroactivos, si es que no han cometido ningún crimen.

En 10 años, y mediante el pago de cargos adicionales, podrían aplicar a la residencia. Tres años después podrían aplicar a la ciudadanía. Algunos casos siempre podrían tomar más de 13 años. Durante el trayecto a la ciudadanía probablemente tendrían que pagar $2.000 adicionales en multas, aunque esa cifra todavía no es segura.

Los “dreamers” o soñadores –que fueron traídos ilegalmente por sus padres siendo menores de edad—tendrían plazos más cortos: cinco años para aplicar a la residencia y a la ciudadanía inmediatamente después. Los trabajadores agrícolas tendrían un plazo similar para ayudar a reducir la escases de mano de obra en ese rubro.

Los ciudadanos ya no podrían patrocinar la ciudadanía de sus hermanos, pero no habría limite en el número de tarjetas de residencia para la gente con habilidades extraordinarias en las ciencias, el arte, la educación, los negocios o los deportes, o para profesores universitarios sobresalientes, doctores y otros.

Los senadores declinaron hablar sobre los detalles del proyecto de ley, pero algunos miembros del grupo bipartidista informaron a sus colegas en ambas cámaras del Congreso el lunes por la noche, incluyendo el Caucus hispano.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG