Enlaces para accesibilidad

Hostilidad entre Costa Rica - Nicaragua


La Haya encargó a Costa Rica de vigilar el daño ambiental que pudiera sufrir la tierra que reclama.

La Haya encargó a Costa Rica de vigilar el daño ambiental que pudiera sufrir la tierra que reclama.

El conflicto Costa Rica - Nicaragua por el territorio de humedales en la costa norte Caribe costarricense volvió a crispar a ambas naciones.

Cartas de protesta de Nicaragua, cartas de protesta de Costa Rica. El intercambio epistolar diplomático ha sido profuso en las últimas horas.

Managua no acepta que Costa Rica haya entrado a la zona en conflicto con sus autoridades ambientales y de Cancillería y alega que San José interpreta antojadizamente lo dispuesto por La Haya.

Costa Rica protesta por la incursión armada y de hostigamiento en el terreno, del que fue objeto durante la visita con delegados de la convención de Ramsar para la defensa mundial de humedales que, precisamente programó para tenerlos de testigos internacionales.

Costa Rica llevó el caso a la Corte Internacional de Justicia de La Haya en el que reclama un territorio que aparece en los mapas de ambas naciones como costarricense en los últimos 100 años y que fue hollado por el ejército y trabajadores nicaragüenses comandados por el legendario comandante Edén Pastora desde octubre de 2010.

Ahora, a La Haya han ido a dar ambas protestas diplomáticas pero en forma de denuncia por incumplimiento de los términos de la posición de La Haya, emitida el 8 de marzo de 2011. Costa Rica ha ido más allá, y ha trasladado su queja directamente a la ONU.

Pese al nuevo giro de las relaciones se mantiene la fecha del 14 de abril para un encuentro binacional a nivel técnico, con lo que cumple con lo dicho también por La Haya que llamó a ambos países a hacer esfuerzos por el diálogo.

En Managua, el presidente Daniel Ortega arremetió fuerte contra los delegados internacionales de la Convención Ramsar por viajar con autoridades del gobierno de Costa Rica a la zona en conflicto.

“Ramsar está cometiendo un grave error. Se está extralimitando en sus funciones. Está atentando contra su propia credibilidad. Se está exponiendo a que Nicaragua, eventualmente,se retire de RAMSAR”, expresó Ortega.

El presidente también defendió las manifestaciones que protagonizaron jóvenes en la zona selvática y de humedales del conflicto, cuyo hostigamiento, consignas y gritos atemorizaron a los delegados de Ramsar en su visita.

“¿Acaso no tienen derechos los jóvenes a defender ese humedal?”, dijo Ortega.

El viceminstro de exteriores de Costa Rica, Carlos Roverssi, aseguró que de debe “responsabilizar a Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, por las acciones. Eso son turbas del partido sandinista. Sabemos que el ejército movilizó a esas turbas. Es parte de las prácticas amedrentadoras que hace el sandinismo y que quería provocar para que Costa Rica no realizara o cumpliera con sus responsabilidades jurídicas”.

La Haya encargó a Costa Rica de vigilar el daño ambiental que pudiera sufrir la tierra que reclama y cuya posesión será objetivo de un fallo del Tribunal internacional de Justicia pero en los años venideros.

La condición fue que comunicara a Ramsar y avisara a Nicaragua. Costa Rica avisó a Nicaragua y no solo comunicó a Ramsar, sino que viajó con sus representantes para dejar sin argumentos a Nicaragua que sigue llamando a lo hecho, “una provocación”.

XS
SM
MD
LG