Enlaces para accesibilidad

Honduras se pone rebelde


Manuel Zelaya retornó a Washington, en donde la OEA continúa con la Asamblea Extraordinaria.

Manuel Zelaya retornó a Washington, en donde la OEA continúa con la Asamblea Extraordinaria.

Honduras anunció que desconoce a la OEA por pretender imponerle “resoluciones unilaterales e indignas” para restituir al depuesto presidente Zelaya.

Roberto Micheletti, presidente asignado por la corte de Honduras, anunció que su país se retira de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Por medio de un comunicado transmitido en cadena nacional, Micheletti dijo que no cederá a las presiones internacionales ni a “resoluciones unilaterales e indignas” para restituir al depuesto presidente Manuel Zelaya.

“La OEA es una organización política, no un tribunal, y no puede juzgarnos”, dijo Micheletti poco después de que el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, intentara persuadir al nuevo gobierno hondureño de devolver el cargo a Zelaya.

“El gobierno repudia las pretensiones de la OEA de imponerle medidas unilaterales, reafirma la plenitud de su soberanía y el ejercicio de sus competencias internas de acuerdo a su Constitución, que define su forma de gobierno democrático, republicano y representativo”, dice el comunicado que también fue enviado a Insulza.

“Si la OEA cree que en su seno ya no existe patio para Honduras y los estados que aman su libertad y defienden su soberanía, le comunicamos a usted (a Insulza) que Honduras denuncia la Carta de la organización y que eso es de aplicación inmediata”, manifestó en la lectura del texto.

En su visita a Tegucigalpa, Insulza gestionó el viernes de manera directa la restitución de Zelaya pero no logró modificar la firme negativa de permitirlo por parte de Micheletti.

“Lamentablemente en Honduras no hay condiciones para el regreso de Zelaya”, dijo el directivo de la OEA en conferencia de prensa tras reunirse con jueces de la Corte Suprema y numerosos líderes de la Iglesia católica, obreros, campesinos, indígenas, maestros y estudiantes.

“La OEA sigue reconociendo a Zelaya como el legítimo presidente de Honduras, donde se cometió una ruptura grave del orden constitucional... y la OEA decidirá si suspende o no a Honduras como miembro” de ese organismo. También durante la sesión de emergencia de los cancilleres americanos se determinaría qué otras acciones adoptaría la institución a raíz del derrocamiento de Zelaya.

Mientras tantos los disturbios siguen reinando en las calles de Honduras. Una granada de fragmentación estalló la noche del viernes en la oficina de Migración de Tegucigalpa y destruyó las ventanas de vidrio del local, sin víctimas, según la policía.

XS
SM
MD
LG