Enlaces para accesibilidad

Honduras un año después


El presidente Lobo declaró que Honduras necesita mirar adelante.

El presidente Lobo declaró que Honduras necesita mirar adelante.

El presidente Porfirio Lobo cumple sus primeros 12 meses de gobierno sin que hasta ahora el país haya logrado reingresar a la OEA.

A un año de haber asumido como jefe de gobierno en Honduras, el presidente Porfirio Lobo ha dicho que quiere pasar la página y dejar atrás la crisis política derivada del golpe que derrocó en 2009 al entonces mandatario Manuel Zelaya.

En una rueda de prensa con motivo de cumplir el primero de sus cuatro años de mandato (2010-2014), Lobo dijo que “no debe haber cárcel ni castigo para nadie", refiriéndose tanto a los protagonistas del golpe como al depuesto presidente.

"No quiero ver a un ex presidente preso, no quiero ver a un militar preso (…) tenemos que ver hacia adelante, Honduras necesita que miremos hacia adelante", reiteró.

Zelaya, quien desde hace un año vive exiliado en República Dominicana, aunque oficialmente está en ese país en calidad de "huésped de honor", difundió una carta a propósito de la fecha en la que afirma que la gestión de Lobo ha tenido "resultados desalentadores y negativos" para Honduras.

"A lo largo de estos 12 meses la tendencia del gobierno con sus acciones ha sido a empeorar la situación socioeconómica y política del país", dijo Zelaya en la misiva.

Luego de la crisis política originada por la deposición de Zelaya, y después de asumir como presidente electo el 27 de enero de 2010, Lobo ha intentado sin éxito que Honduras sea reintegrada a la Organización de Estados Americanos (OEA), de cuyo seno fue suspendida tras el golpe.

Sin embargo, hace sólo unos días el presidente sostuvo que la nación ha salido del aislamiento internacional en que quedó sumida tras el derrocamiento de Zelaya.

Lobo se ufanó de que Honduras tiene ya relaciones amistosas con más de un centenar de países, aunque estados como Brasil, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua y Argentina todavía se niegan a reconocer a su gobierno.

Desde que fue depuesto en junio de 2009, los seguidores de Zelaya, agrupados en el denominado Frente de Resistencia Popular, no han dejado de convocar a protestas y manifestaciones callejeras para exigir el regreso del ex mandatario. Y ahora volvieron a hacerlo.

También han proclamado el propósito de dejar sin efecto la Constitución de 1982, lo que ha contribuido a exacerbar aún más las tensiones políticas y económicas en Honduras.

Al conmemorar su primer año de gobierno, Lobo dijo que continuará "consolidando" el proceso de paz y reconciliación nacional y fortaleciendo la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, a los que las autoridades responsabilizan por el clima de violencia que reina en el país.

En más de una ocasión Lobo invitó a Zelaya a regresar a Honduras, pero éste exige que le anulen todos los juicios que le ha abierto el Ministerio Público por abusos de autoridad, presuntos actos de corrupción y traición a la patria, entre otros.

XS
SM
MD
LG