Enlaces para accesibilidad

Holanda es tercero, Brasil es desconsuelo


Dos aficionadas brasileñas lloran desconsoladas luego de caer ante Holanda, 3-0.

Dos aficionadas brasileñas lloran desconsoladas luego de caer ante Holanda, 3-0.

Los brasileños cayeron nuevamente con goleada de 3-0 terminando el Mundial con un récord de goles en contra.

Para Brasil, jugar por el tercer gol fue como regresar al infierno. Superada completamente por Holanda, cayó 3-0.

Ya a los dos minutos del primer tiempo perdía el partido cuando Robben fue derribado por Thiago Silva fuera del área, pero el árbitro marcó penalti. Van Persie no falló al lanzar la pena máxima.

De allí en adelante, cada ataque holandés hizo recordar la goleada contra Alemania. Una y otra vez la línea de defensa fue superada. El segundo gol fue otro error defensivo, un cabezazo de despeje de David Luiz cayó a las piernas de Blind que totalmente solo pateó a las redes.

Si bien Brasil mejoró un poco en el segundo tiempo, careció de una delantera digna de sus predecesores —jugadores insignias como Pelé, Romario, Ronaldo y Ronaldinho, por mencionar a unos— que tanta gloria y copas mundiales, cinco en total, dieron a su afición.

Holanda se conformó también con el marcador y con su superioridad, y solo otra gran jugada colectiva dio el tercer gol, esta vez de Wijnaldum, que fue el mejor jugador del partido.

Los brasileños terminaron silbados por su propia afición y no aguardaron en la cancha a que los holandeses recibieran las medallas de tercer lugar.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG