Enlaces para accesibilidad

Iniciativa de Holanda contra ataques nucleares


La Haya, en Holanda, será la sede de la III Cumbre de Seguridad Nuclear.

La Haya, en Holanda, será la sede de la III Cumbre de Seguridad Nuclear.

Holanda busca promover en la Cumbre de Seguridad Nuclear de La Haya una red multilateral más fuerte e interconectada contra posibles ataques atómicos o radiológicos.

A lo largo de años, el planeta ha presenciado diferentes intentos de ataques con materiales nucleares o radiológicos. La efectividad de uno de estos intentos sería catastrófica, según expertos.

En respuesta a este tipo de amenazas, durante el 24 y 25 de marzo, La Haya, en Holanda, será la sede de la III Cumbre de Seguridad Nuclear.

En un evento al margen de esa reunión, el gobierno holandés reveló parte de las propuestas que espera que otros países adopten para crear una red multilateral más fuerte e interconectada contra posibles ataques nucleares o radiológicos.

Estas propuestas son parte de un mecanismo llamado "cesta de regalos" que busca impulsar resultados palpables, en diferentes países que adopten la medida, a corto plazo.

El Instituto Forense de Holanda (NFI) fue el encargado de desarrollar este plan que se centra en el aspecto forense de la problemática.

Según Kees Mohring, director de asuntos externos del NFI, la "tecnología forense" puede rastrear personas que formen parte de un posible ataque nuclear. Mohring dijo que estos avances permitirán saber "quién lo hizo" o "quién lo está planeando".

El mecanismo se centra en cuatro puntos: crear una plataforma de conocimiento de fácil alcance, implementar un nuevo léxico que ayude en las investigaciones forenses, un compendio de prácticas y por último, un currículo de entrenamiento.

Con estas medidas se busca agilizar los procesos para evitar que organizaciones terroristas o criminales obtengan acceso a materiales nucleares o radiológicos.

Ed van Zalen, el encargado en el NFI de todo lo relacionado con la Cumbre de Seguridad Nuclear, dijo que en el mundo actual hay "muchas amenazas".

De acuerdo con Van Zalen, "diferentes tipos de materiales radioactivos que están disponibles de alguna manera" pueden ser usados "por criminales o terroristas para crear una bomba sucia".

El representante de la NFI también aseguró que el razonamiento para llevar a cabo ataques de ese tipo va mas allá de crear el mayor número de fatalidades posibles.
"La intención inicial, en muchos de los casos—dijo—, no es causar muchas muertes sino perjudicar a la sociedad".
XS
SM
MD
LG