Enlaces para accesibilidad

Histórica firma de acuerdo climático

  • Voz de América - Redacción

El secretario John Kerry acompañado de su nieta firma el histórico acuerdo sobre cambio climático en la sede de Naciones Unidas.

El secretario John Kerry acompañado de su nieta firma el histórico acuerdo sobre cambio climático en la sede de Naciones Unidas.

El gobierno de Barack Obama afirma que el acuerdo está dentro de los parámetros de la ley estadounidense actual y no necesita la aprobación del Senado.

Líderes y representantes de 170 países firmaron un histórico tratado sobre cambio climático.

De esta manera, el Tratado de París recibió el viernes 22 de abril la aprobación de tantas naciones en el primer día del período para su ratificación.

El acuerdo, que más de uno descartaba como imposible de alcanzar, parece ahora dirigirse a una rápida aprobación, un año antes de lo previsto.

“Estamos cerca de que el acuerdo comience, años antes de lo que nadie anticipaba”, dijo Brian Deese, un asesor del presidente Obama, durante un discurso en Oregon.

Javier Sierra, portavoz de la organización ambientalista Sierra Club, dijo en entrevista con la Voz de América que este es un momento que quedará inscrito en la historia de los esfuerzos por dejar un mundo mejor a nuestros hijos y nuestros nietos.

Javier Sierra, portavoz de Sierra Club

Javier Sierra, portavoz de Sierra Club

"Será un legado que perdure y que demuestre que el esfuerzo de muchos, en especial de Estados Unidos, abrió un camino hacia la energía limpia", remarcó Sierra.

El portavoz de Sierra Club advirtió que el gobierno de Estados Unidos fue el impulsor de un plan que estuvo postergado por muchos años y junto a China están asumiendo el gran desafío de lograr un gran cambio.

Estados Unidos y China, que juntos son responsables por casi el 40 por ciento de las emisiones globales, dicen que tienen la intención de unirse formalmente al acuerdo este año.

El gobierno de Obama afirma que el acuerdo está dentro de los parámetros de la ley estadounidense actual y no necesita la aprobación del Senado, controlado por los republicanos.

Se espera que el gobierno trate el acuerdo como un convenio ejecutivo, el cual solo necesita la aprobación del presidente.

El acuerdo establece que los países fijen sus propias metas para reducir las emisiones de dióxido de carbono y otros gases que producen el efecto invernadero.

El pacto entrará en efecto una vez que líderes de 55 países, que representen por lo menos un 55 por ciento de las emisiones globales, lo hayan hecho.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, está alentando a los países para que usen la firma del tratado como una ocasión para anunciar sus plazos para la implementación del acuerdo, informó un funcionario del organismo mundial.

Los países que no firmaron este viernes tienen un año para hacerlo.

XS
SM
MD
LG