Enlaces para accesibilidad

Hispanos ven economía por encima de la migración


Los hispanos son la minoría con más peso electoral en los Estados Unidos: se trata de un colectivo conformado, en la actualidad, por 50 millones de personas.

Los hispanos son la minoría con más peso electoral en los Estados Unidos: se trata de un colectivo conformado, en la actualidad, por 50 millones de personas.

El 75% de los hispanos se opone a la Ley de Inmigración de Arizona. El Partido Demócrata encabeza las encuestas de intención de voto entre este colectivo

¿Evita Romney el debate migratorio?


Se trata de la pregunta del millón entre la comunidad hispana. Mitt Romney, candidato republicano a la presidencia, ha mostrado cierta ambigüedad sobre el tema migratorio desde que se anunció la decisión ejecutiva dirigida a la suspensión de deportaciones por parte del presidente Barack Obama.

Tras el anuncio de Obama, Romney declaró que el presidente no había asumido "un papel de liderazgo en el tema de la inmigración", y que por ello prefería que se le otorgase más flexibilidad a los Estados frente al gobierno federal. También defendió la seguridad de las fronteras y la preservación del Estado de Derecho.

El fallo sobre la Ley de Inmigración de Arizona de este lunes 24 de junio ha complicado más las cosas para Romney, que busca un punto de equilibrio entre la captación de parte del voto hispano y el mantenimiento de un sector del electorado republicano que desea el reforzamiento de las fronteras (un 57%, según una investigación del Centro Pew de Investigaciones).

Por ello, sus declaraciones han sido mucho más cautelosas que antaño, y ha optado por hablar de los planes de inmigración de manera más abstracta, además de apostar de nuevo por el control estatal, y no federal, de esta materia: "El presidente ha fallado en su liderazgo en el tema de la inmigración. Es otra de sus promesas rotas. Prometió presentar un plan migratorio durante su primer año en la Casa Blanca; y cuatro años después, seguimos esperando", declaró.

El pasado también dificulta el cambio de posición para el candidato republicano, ya que su posición frente a las políticas migratorias era más firme durante las primarias, y algunas de sus declaraciones podrían ser delatoras. Romney criticó, por ejemplo, que el gobernador de Texas, Rick Perry, concediese matrículas universitarias más baratas a los inmigrantes sin permiso para permanecer en EE.UU.

Mientras tanto, Barack Obama espera ganarse a la comunidad hispana con su medida del 15 de junio. Según Matt Barreto, investigador de Latino Decisions y profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Washington, este anuncio "parece haber levantado la falta de entusiasmo que existía entre los latinos hacia Obama".

Dos de cada tres hispanos, según un sondeo elaborado este mes de junio por Latino Decisions, votarían al presidente Obama; lo que arroja que un 66% de esta comunidad se decantaría por el candidato demócrata, frente a un 23% que apoyaría a Romney.

En la actualidad hay más de 50 millones de hispanos en los Estados Unidos, lo que los convierte en la minoría con más peso electoral de cara a los comicios de este otoño. La organización de funcionarios latinos NALEO estima que un 12,2 millones se acercarán a las urnas el próximo 6 de noviembre, frente a los 10 millones que lo hicieron en 2008.
Las prioridades del voto hispano preocupan cada vez más a los candidatos a la presidencia de los EE.UU. En plena carrera electoral, este colectivo cobra fuerza.

¿Pero, qué preocupa más a los hispanos? Según una encuesta elaborada por Univisión y Latino Decisions, este grupo no dista tanto del estadounidense común: el tema que más le ronda por la cabeza es el estado de la economía y el mercado laboral, en un porcentaje del 54%.

Sin embargo, el problema migratorio es el tema que más moviliza al electorado latino a la hora de escoger un candidato, en un 46%. Además, seis de cada diez ciudadanos de origen hispano consideran que la discriminación contra este colectivo es un problema destacado (un 61% frente al 54 que afirmaba tal cosa en 2007).

Los temas que siguen a estas prioridades son la salud (un 47% de hispanos se oponen a la derogación de la reforma sanitaria), y la educación, resaltada por un 16% de los encuestados.

Ley de Inmigración de Arizona: rechazo mayoritario

Un 71%. Ésa es la cifra de hispanos que, según Latino Decisions, se oponen a la aprobación de la controvertida Ley de Inmigración de Arizona, cuyas disposiciones 3,5 y 9 fueron rechazadas este lunes 24 de junio por el Tribunal Supremo, sobreviviendo sólo la 2b.

El análisis arroja que un 60% de estos hispanos consideran que, de aprobarse una ley con estas características, se generaría un ambiente anti-inmigración y anti-hispanos; mientras que un 28% considera que dicha aprobación no tendría efecto alguno.

En el ámbito estatal, Nevada y precisamente Arizona son los dos estados en los que la comunidad latina, según la investigación, presenta una mayor preocupación por este asunto.

Según una encuesta del Centro Pew de Investigaciones, los hispanos toman como prioridad, en el asunto migratorio, la creación de un método para obtener la ciudadanía (un 53%), mientras que un 35% considera que a ello habría que añadir un reforzamiento de las fronteras. Tan sólo un 10% creen que las medidas deberían centrarse, únicamente, en la protección de estas fronteras.

La autoridad para confeccionar estas leyes, además, debería recaer, según los hispanos entrevistados por el Centro Pew, en los agentes federales (77%), y no tanto en los estatales (15%).
XS
SM
MD
LG