Enlaces para accesibilidad

Sobrevivientes de Hiroshima quieren que Obama sienta su dolor

  • Voz de América - Redacción

Algunos sobrevivientes de la bomba de Hiroshima esperan que Obama oficialmente reconozca la devastadora pérdida y el sufrimiento causados por Estados Unidos a fines de la II Guerra Mundial.

Algunos sobrevivientes de la bomba de Hiroshima esperan que Obama oficialmente reconozca la devastadora pérdida y el sufrimiento causados por Estados Unidos a fines de la II Guerra Mundial.

Algunos de los sobrevivientes esperan una disculpa oficial o al menos un reconocimiento de la destrucción causada por EE.UU. La Casa Blanca ha indicado que eso no está en sus planes.

Cuando el presidente Barack Obama visite Hiroshima a fines de este mes, algunos sobrevivientes del primer ataque atómico de la historia esperan que oficialmente reconozca la devastadora pérdida y el sufrimiento causados por Estados Unidos a fines de la II Guerra Mundial.

La visita, la primera de un presidente estadounidense en funciones, ayudara a Obama a promover algunas importantes iniciativas, como prevenir la propagación de armas de destrucción masiva, y mantener la fuerte presión internacional sobre Corea del Norte, para que ponga fin a su programa de armas nucleares.

Pero para los sobrevivientes, algunos esperan una disculpa oficial. La Casa Blanca ha indicado que eso no está en sus planes. Otros quisieran que exprese pena y busque la reconciliación.

“Antes de morir quisiera ver al presidente, la cara del presidente en funciones. Eso no es pedir una disculpa. No, solo como un ser humano. Usted está aquí y nosotros también estamos en el mismo suelo, al mismo nivel y luego oramos por los muertos”, dice Keiko Ogura, una sobreviviente de la bomba de Hiroshima ahora de 79 años de edad.

Estados Unidos lanzó la bomba el 6 de agosto de 1945, matando a 140.000 personas, incluyendo los que murieron más tarde por la exposición a la intensa radiación.

El uso de la bomba en Hiroshima y luego en Nagasaki para forzar la rendición incondicional de Japón cuando estaba por terminar la guerra, sigue siendo un tema controversial. Desde la perspectiva de los victoriosos, las bombas salvaron las vidas de muchos soldados estadounidenses y japoneses, pero también mataron a miles de civiles inocentes.

Hiroshima fue escogida en parte para destruir blancos militares e industriales, pero algunos historiadores aseguran que también se buscó infligir el mayor número de víctimas para demonstrar el poder destructivo de su nueva arma.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG