Enlaces para accesibilidad

Hillary Clinton critica a al-Assad

  • Voz de América - Redacción

La secretaria Cllinton se dirigió a los partidos islamistas electos en la región diciendo que Estados Unidos está preparado para trabajar con ellos si respetan la ley.

La secretaria Cllinton se dirigió a los partidos islamistas electos en la región diciendo que Estados Unidos está preparado para trabajar con ellos si respetan la ley.

Clinton acusó al gobierno de Irán de una hipocresía “asombrosa” al decir que apoya la democracia en el extranjero mientras da muerte a pacíficos manifestantes en las calles de Teherán.

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton acusó al presidente sirio Bashar al-Assad, de violar “sistemáticamente” todos los términos del plan de paz mediado por la Liga Árabe para su país.

En un discurso pronunciado en el Instituto Nacional Democrático, en Washington, la secretaria Clinton aclaró que aunque Estados Unidos ha tenido estrechos lazos con gobernantes depuestos o en peligro de ser depuestos en el Medio Oriente, ahora se solidariza con todos aquellos en la región que buscan democracias inclusivas.

“La verdad es que la mayor fuente de inestabilidad en el Medio Oriente en estos momentos, no es la exigencia de cambio, es la negativa a cambiar" dijo la secretaria Clinton.

Para la jefa de la diplomacia estadounidense, "eso ciertamente es verdad en Siria, donde una represión contra pequeñas protestas pacíficas llevó a miles a las calles y a miles más, más allá de las fronteras. Es verdad, en Yemen, donde el presidente Saleh ha renegado reiteradamente de sus promesas de transición a la democracia y ha suprimido los derechos y libertades de su pueblo. Y es verdad en Egipto también”, afirmó.

La secretaria Clinton reconoció que Estados Unidos no siempre ha presionado suficiente por reformas y que a menudo ha aceptado la posición de autócratas del Medio Oriente, en la idea de que apoyarlos es la única manera de evitar el extremismo, pero enfatizó que ahora Washington reconoce que la verdadera opción es elegir entre la reforma y las revueltas.

Con respecto al presidente sirio, Clinton reiteró el llamado a la renuncia de Bashar al Assad y prometió que de no hacerlo, Estados Unidos y la comunidad mundial continuarán presionándolo a él y a su “cruel régimen”.

La secretaria de Estado dijo que si el poder en Egipto sigue en manos de unos cuantos funcionarios que no han sido elegidos, el país habrá perdido una oportunidad histórica y plantaría la semilla para futuros disturbios.

También Clinton acusó al gobierno de Irán de una hipocresía “asombrosa” al decir que apoya la democracia en el extranjero mientras da muerte a pacíficos manifestantes en las calles de Teherán.

La secretaria de Estado se dirigió a los partidos islamistas electos en la región diciendo que Estados Unidos está preparado para trabajar con ellos si respetan el gobierno de la ley, los derechos de las mujeres y las minorías y dejan el poder si son derrotados en las urnas.

XS
SM
MD
LG